Argentina y Chile jugarán este domingo la final de la Copa América Centenario y definirán en el MetLife Stadium al campeón del conmemorativo torneo. A menos de un año de la definición que vivieron en la Copa América 2015, chilenos y argentinos se medirán nuevamente por un título y mientras uno, la Roja, busca revalidar la corona obtenida el 4 de julio de 2015 en el Estadio Nacional, el otro, la Albiceleste, quiere tomarse revancha y cortar la racha de 23 años sin títulos. 

Pero, al ser un torneo creado especialmente por los cien años de la Copa América y realizada en conjunto por la Conmebol y la Concacaf, a diferencia de las otras ediciones que sólo son hechas por la Conmebol, ¿qué es lo que realmente gana el campeón de la Copa América Centenario? La duda estaba instalada desde antes del torneo y en Chile se preguntaban si perderían su condición de campeón de América si no ganaban en Estados Unidos. Una condición que ostentan tras ganar el título en 2015 y que les costó 99 años conseguir. 

La interrogante parecía ser respondida por el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, este viernes y las noticias no eran buenas para Chile: el campeón de la Copa América Centenario pasaría a ser el nuevo monarca de América. En caso de caer ante Argentina el domingo en el MetLife Stadium, Chile perdería el parche de campeón que orgullosamente lleva en el pecho y su título sólo habría durado un año, el más corto desde el inicio del torneo. 

"El ganador de la Copa América Centenario se adjudica el título oficial de Copa América", señalaba el mandamás de la Confederación Sudamericana de Fútbol en conferencia de prensa e, incluso, agregó que buscaron cambiar al representante en la Copa Confederaciones, que lo había ganado Chile tras ser campeón en 2015, para dárselo al monarca de la Copa América Centenario, pero no pudieron por ya tenerlo definido de antes. 

"Se lo he planteado a FIFA (cambiar el representante en la Copa Confederaciones y hay una limitación, que ya se había aclarado antes de Chile 2015 que el campeón de esa copa iba a representar a Sudamérica", agregó Domínguez. 

La noticia no cayó nada de bien en Chile y muchos salieron a criticar la decisión tomada por la Conmebol y aseguraron que el título de Copa América se debía revalidar en Brasil 2019 y no en el torneo que se juega en Estados Unidos, ya que es organizada en conjunto con la Concacaf y son campeonatos absolumanente distintos. 

"Es una locura que se defienda el título de América en esta edición. La Copa América que ganamos en Chile la tenemos que defender el 2019. Esta edición es otra cosa, no es justo, todos sabemos que en la que viene en Brasil debemos defender", dijo un enojado Arturo Vidal con la determinación que había anunciado Alejandro Domínguez. 

Sin embargo, luego de la polémica generada, el presidente de la Conmebol salió a aclarar en Twitter el "malentendido" generado y revirtió la decisión que había anunciado hace sólo algunas horas, señalando que Chile será campeón de América hasta el 2019 y que el ganador de la final de este domingo sólo será el monarca de la Copa América Centenario, torneo que sólo se jugará una vez.