Pueden ser recién llegados vía draft (Valdespín 2012-13), debutantes (menores 2005-06), veteranos que tiran sus últimos cartuchos (Ozuna 2011-12) o un jugador con una pobre serie regular que se calienta a la hora perfecta. El Todos contra Todos ha ofrecido grandes emociones desde su instauración en 1986-87.

Moisés Sierra-Escogido  

“Lembo” llega vía draft tras una serie regular en la que quedó debiendo, a persar de que terminó relativamente bien. Sus números (.250-2-12 en 39 juegos) distan mucho de los que le han hecho uno de los artilleros respetados del circuito.

Se une a los Leones para la semifinal y es posible que lo mejor de Sierra llegue en esta parte de la temporada. Si eso ocurre, el tercer turno de la alineación de los rojos está resuelto tras la partida de Joey Rickard.

Juan Carlos Pérez-Licey

La primera apuesta de Metro es que la sensatez se imponga y los azules y amarillos jueguen a tiempo completo con el otro conjunto. Dicho esto... ¿Cuantos Juan Carlos Cruz tiene el torneo? Me refiero al pelotero que es veterano probado en la liga, que ha sido dominante en la misma y con experiencia en todos los escenarios, incluida la Serie Mundial.

El talento y el calor con que juega Pérez puede hacer diferencia a favor de los azules. Es un bateador con poder de extrabase en la liga, excelente defensa, velocidad y el estilo picante de los grandes de la pelota criolla. Es una apuesta de peso de los azules que puede resultar en la actuación que haga diferencia.    

Hanser Alberto-Estrellas

El Potro es un motivador y nadie duda de que entra al terreno a ensuciarse el uniforme. Un obrero del diamante y un caballero cuando sale. Querido por el público, respetado por prensa y actores del juego, Hanser tiene la estirpe de los grandes.

Esta carrera apenas comienza, pero tiene señorío. Cuidado si hace historia en San Pedro de Macorís.

Leonys Martín-Licey

Este cubano se siente liceista y necesita un empuje en su carrera ya que solo jugó 95 partidos esta temporada con los Vigilantes de Texas al nivel de Grandes Ligas, luego de que participó en 155 y 147 en los años anteriores. Será su tercera participación con los azules.

Raúl Valdez-Toros

Uno de los héroes de la corona de los Toros en 2010-11, estuvo al punto de liderar una corona cibaeña en el enero siguiente.

Raúl Valdez es el ideal del “pitcher de juego grande” de la pelota dominicana y Metro no descarta una postemporada positiva para el cubano nacionalizado dominicano. Valdez hace daño en ambas esquinas del plato y para el ojo inexperto puede parecer que apara con el catcher, pero a los bateadores le duele y sus números lo reflejan.

Este zurdo conoce la liga y saca provecho de las debilidades de los bateadores contrarios. Así que esta lista la comanda el más sobresaliente de las últimas postemporadas en Lidom y quizás en el Caribe. 

Rafael Pérez-Toros  

“Popeye” fue el mejor lanzador del pasado Todos contra Todos y Metro apuesta al zurdo del 12 de Haina. (Perdón navideño, pero todo es bueno en esa zona).

Pérez tuvo récord de 2-0 y efectividad de  0.45 en la semifinal del año pasado y fue un pilar para que los Gigantes ganaran la corona.

Ha estado en escenarios especiales desde que fue el preparador de mesa de los Indios del Cleveland durante la postemporada del 2007. Tiene un amplio repertorio difícil de leer para los contrarios.  En una liga en la que los lanzadores zurdos mandan, Pérez es un izquierdo especial.

Wilin Rosario-Estrellas

Su nombre soprendió cuando los Orientales anunciaron su primer pick del sorteo de nativos.

Pero es lógico que si un artillero tienen dos temporada de 20 jonrones en la mayores puede ser receptor y no tiene trabajo en los Estados Unidos, entonces sea considerado para primera opción en el reparto al final de la serie regular. Wilin tiene la maceta para hacer diferencia.