El tenista español Rafael Nadal  anunció que ha decidido poner fin a la presente temporada con el objetivo de recuperarse completamente de la muñeca izquierda y afrontar con garantías el próximo año.

El tenista balear, que hizo pública su decisión por medio de un comunicado, no jugará por tanto los torneos de Basilea y París y el Másters de Londres, incluidos en su calendario de 2016.

Nadal reconoció que la proximidad y la decisión de disputar los Juegos Olímpicos de Río 2016 aceleró el proceso de su rehabilitación.

El motivo de la decisión del jugador español es la lesión que sufrió a mitad de la presente temporada en la vaina del cubital posterior de su muñeca izquierda. La proximidad de los Juegos Olímpicos y la decisión de querer jugar aceleró el proceso de recuperación y su rehabilitación funcional.

La dolencia evolucionó bien en un principio. Pero después se produjo un edema óseo de sobrecarga en zona una diferente a la de la lesión que no le permitió rendir al cien por cien.

El jugador, por tanto, ha decidido dar por terminada la temporada y someterse a los tratamientos oportunos. Su objetivo a partir de ahora es lograr una recuperación completa de la dolencia en la muñeca. Nadal sigue con dolores en la zona dañada.

“Creo que no es ningún secreto decir que llegué muy justo a los Juegos Olímpicos y el objetivo era ganar una medalla para España. Sin embargo, esta recuperación acelerada me ha causado dolor en todos los torneos desde entonces y ahora me veo obligado a parar y pensar ya en 2017”, dijo.