Rafael Nadal señaló hoy en su presentación como embajador global de la firma Tommy Hilfiger en Madrid, que en los últimos meses está trabajando junto con su tío Toni y su segundo entrenador Francis Roig, "en cosas mucho más específicas que dan aire, motivación e ilusión".

"Con mi tío y con Francis Roig estamos intentando trabajar cosas mucho más específicas los últimos meses que dan aire, motivación e ilusión, un poco distintas de las que vas haciendo", dijo Nadal que ha finalizado quinto del mundo esta temporada.

"Es energía nueva y positiva", continuó. Estoy contento de como estamos trabajando y ellos también, y esperamos ir por esa misma línea y crecer tenísticamente como hemos crecido estos últimos meses", dijo Nadal que de esta forma desechó cualquier cambio técnico.

"Estoy acabando esta temporada, y me he tomado esta semana de descanso. Empecé a entrenarme de nuevo ayer (lunes), voy día a día Luego me voy a jugar a Asia la Liga Asiáttica IPTL", dijo Nadal quien tiene previsto disputar en Manila dos partidos, "y luego en Nueva Delhi otros dos, todos ellos son de preparación para el año que viene", recordó.

"En cuando llegue el sábado allí será una preparación a conciencia para el año que viene", explicó Nadal. "Quiero dar continuidad a estos últimos meses que han sido positivos y creo que si se consigue la continuidad será un año positivo", aseguró el campeón de 14 Grand Slams.

Respecto a sus preferencias el próximo año, Nadal dijo que solo espera que lleguen los acontecimientos "Uno hace lo que puede en cada torneo y luego viene lo que viene. No tengo mayor motivación porque sea un año olímpico", dijo el de Manacor.

"Otra cosa es que el ir a jugar las Olimpiadas sea especial, pero no me cambia mi motivación, que es la misma que cuando se comienza cada temporada", observó.

"Después, cuando se acerquen las Olimpiadas, claro que para mi es una competición muy, muy especial. Siempre digo que me he perdido muchos torneos, por lesiones, pero cuando me las perdí las de 2012, este fue uno de los que más me dolió", recordó Nadal.

"Espero estar preparado, y tener un año bueno, y ojalá que cuando lleguen esté bien preparado. Voy a intentar llegar en las mejores condiciones a todos. Esas cosas uno no las crea, no las elige. Ahora, lo que quiero es llegar muy bien preparado al primer torneo del año que será en Doha, y después estar bien para jugar bien en Australia y seguir bien", dijo el zurdo español.

"En el mundo del tenis, no es como en otros deportes, que es todo más matemático y se buscan marcas. O cuando tienes que correr o nadar a una cierta velocidad que sabes que eso te va da dar el éxito", puntualizó.

"El tenis es una competición diaria, de sensaciones, con lo cual uno no puede predecir o prepararse a conciencia para llegar bien a un solo torneo. Es un estado físico, mental y de confianza, tenistico. Es mucho más complejo", matizó sobre como se llega a cada competición.

"Uno quiere tener la esperanza de encontrar sensaciones positivas y cuando las tiene, que estas se alarguen lo máximo posible", añadió Nadal.