El español Rafael Nadal, segundo favorito, superó en dos sets al holandés Robin Haase (6-3 y 6-2) y se situó en los cuartos de final del torneo de Doha, donde se medirá al ruso Andrei Kuznetsov.

No jugaba el español con el holandés, 66 del mundo, desde Wimbledon 2010, la única ocasión en la que ambos se habían enfrentado. Aquella vez, los treintaidosavos de final del Grand Slam de hierba, que terminó por conquistar Nadal, el choque se alargó a cinco mangas (5-7, 6-2, 3-6, 6-0 y 6-3).

Nada que ver con este encuentro de octavos en Doha. Nadal, lejos de enfrentarse a las dificultades de su partido anterior, frente a su compatriota Pablo Carreño, el número cinco del ránking ATP afrontó mejor el compromiso.

Se mostró superior desde el principio el balear, ganador en Doha en el 2014 y finalista en el 2010, cuando cayó con el ruso Nikolay Davydenko. Llevó favorablemente el primer set, que cerró en cuanto tuvo ocasión, y también encarriló el segundo con una rotura en la primera oportunidad que dispuso.

Rafael Nadal, que no cedió su saque en ninguna ocasión frente a Haase y que tardó 66 minutos en vencer, buscará las semifinales en el choque del jueves, contra el ruso Andrei Kuznetsov, que previamente superó al lituano Ricardas Berankis por 7-6(6) y 6-1.