El canadiense Milos Raonic igualó este lunes su mejor resultado en el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada que se está disputando en Melbourne, al superar en los octavos de final, por 6-4, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-3, al suizo Stan Wawrinka, cuarto favorito.

Por segundo año consecutivo, el canadiense de origen montenegrino peleará por un puesto en una de las semifinales en Melbourne Park tras batir en cinco mangas al excampeón del torneo. Wawrinka ganó su único título en Australia en 2014 y en 2015 cayó en semifinales. Una ronda antes se despidió esta vez el cuarto cabeza de serie, tras encajar su primera derrota de la temporada.

Campeón en Chennai (India) en su primer torneo de 2016, el jugador de Lausana, de 30 años, vio interrumpida igualmente su victoriosa racha ante Raonic, al que había doblegado en los cuatro partidos precedentes.

En el quinto encontró el éxito el canadiense, que solo en una ocasión, en la edición de 2015, había logrado clasificarse para la antepenúltima ronda del Abierto de Australia.

Un triunfo ante el francés Gael Monfils separa a Milos Raonic, campeón en Brisbane y decimotercer favorito en Melbourne, de su mejor resultado en un Grand Slam. Solo en una ocasión, en Wimbledon 2014, disputó las semifinales de un ‘major’.

En el desafío de superar su techo en torneos de esta categoría le acompaña el extenista español Carlos Moyá, quien se incorporó a su cuerpo técnico antes del comienzo del Abierto de Australia.