Un Real Madrid desdibujado como equipo venció sin ningún brillo en Las Palmas, gracias a dos testarazos de Sergio Ramos y el brasileño Casemiro (1-2), en una jornada en la que las victorias de Sevilla y Athletic Club encienden la pelea por la cuarta plaza que da acceso a Liga de Campeones.

Se repite la imagen vulgar del Real Madrid a domicilio en Liga, sin la tensión ni la intensidad necesaria, desenganchado del pulso por el título y salvado por dos acciones a balón parado como el equipo que más beneficio saca de su poder aéreo.

Las rotaciones buscando frescura de Zinedine Zidane no surtieron efecto y estuvo en manos de Las Palmas, equipo que demostró nuevamente su buen gusto por el fútbol ante un grande.

Convirtió alcostarricense Keylor Navas en el mejor del partido, con dos intervenciones salvadoras, tras el tanto de Sergio Ramos (min.24) que premiaba en exceso a los méritos madridistas.

El empuje de Las Palmas acabó encontrando el premio a tres minutos del final, con el tanto del brasileño Willian José, pero un error infantil dos minutos después dejaba sin marca a Casemiro, que daba al Real Madrid un triunfo que no despeja las dudas.metro