Joey Rickard, Austin Hedges, Zach Borenstein y Jason Rogers son parte de los refuerzos que han mostrado su calidad ofensiva en este inicio de temporada en el béisbol invernal dominicano.

Rickard, quien refuerza a los Leones del Escogido, es líder en la liga en cuadrangulares de la liga con cuatro y remolcadas con 15, mientras batea para 264, siendo fundamental en la cadena de ocho victorias consecutivas del conjunto rojo.
 

Boreinstein ha sido la luz en medio del oscuro camino de las Águilas Cibaeñas, bateando para 327 (quinto mejor en el torneo), con dos jonrones y 7 producidas. Números que sobresalen en el mal inicio que han tenido los de Santiago.

En cuanto a Rogers, ha puesto su bate a sonar en los momentos importantes con los Tigres del Licey. Sus 10 empujadas lo colocan tercero en lo que va de temporada y sus cinco dobles lo mantienen en la segunda posición en este renglón. Con 17 incogibles es quinto en lo que va de campaña, con average de 288 y un vuelacercas.

Otro de los que ha puesto sonar su madero es Matt Joyce con los Gigantes. Con 294,  dos tablazos de vuelta completa y  nueve producidas, ha mostrado porque es un jugador de Grandes Ligas. Lo más impresionante de este veterano es que ha tomado  13 transferencias con solo 15 ponches y es segundo en anotadas con 11.

En ese mismo tenor Tyler White encabeza el torneo en dobles con seis y es tercero en remolcadas con 10, siendo una de las bujías de la maquinaria de las Estrellas Orientales. Su average de 288 es de gran nivel, además de haber enviado dos pelotas por encima de la pared.

El jardinero de los azules Roman Quinn, es parte de este grupo de importados que han estado haciendo su trabajo en Lidom. El veloz jugador es líder en anotadas (12) y bases robadas (5) y segundo en triples (2). Ha conectado para 264 con dos planazos y seis traídas al plato.
 

Hedges ha sido el complemento ideal para Rickard con los Rojos; de los once inatrapables que ha conectado cuatro han sido extrabases, tres de ellos cuadrangulares, además acumula promedio de 268 con cinco llevadas a casa. Algo que habla muy bien de la capacidad ofensiva de este receptor.

Delmon Young de los Toros, 258, un cuadrangular y ocho remolcadas podría tambien ser parte de los refuerzos que han demostrado su peso en este torneo de béisbol de invierno.