El movimiento en la entrada de la villa de los atletas era intenso el lunes, pero no sólo por la llegada de nuevas delegaciones. La cola de los empleados que trabajarían en los servicios de urgencia de 31 edificios daba una vuelta en la zona frontal del chequeo de credenciales.

En total, 630 personas están trabajando 24 horas al día en el sitio, con un grupo de 30 empleados (electricistas y fontaneros) fueron específicamente para el predio de Australia, delegación que hizo estallar la polémica al abandonar la villa el fin de semana rumbo a un hotel por la imposibilidad de habitarla quejándose por la suciedad, cables expuestos y fugas de gas y agua.

Para este miércoles, se esperaba que finalizaran las reparaciones en el sector de la delegación oceánica, el cual según admitió el prefecto Eduardo Paes era el que se encontraba en peor estado.

Los costes adicionales de alojamiento de los australianos fuera de la localidad serán cubiertos por el Comité Organizador. Y otras delegaciones continuaron criticando la suciedad en el interior de la villa.

Países como México, Italia, Estados Unidos, entre otros, comenzaron a hacer la limpieza y las reparaciones por su cuenta. Hasta el lunes, alrededor de 1,600 personas ya se alojaban en la villa –la mayoría de ellos atletas.

Mario Andrada, director de comunicaciones de Río 2016, dijo que todos los problemas serán resueltos antes de la noche del jueves. La intención era entregar 21 de los 31 edificios al 100 % el martes.

“Vimos que había una serie de problemas de acabado y especialmente en el área hidráulica, con fugas.

Nuestros huéspedes estaban poniéndose muy nerviosos. La mayoría de estos problemas sólo se pueden percibir cuando se hace la conexión del agua y la electricidad”, reconoció.

630

empleados trabajan 24 horas para llevar a cabo las reparaciones de emergencia en los predios de la Villa de los Atletas, de acuerdo con Río 2016.

“No piensen que lo hicimos contra la población. Lucho por nuestros atletas. No es nada en contra de la ciudad, contra el país”. Kitty Chiller, Jefe de Misión de la delegación de Australia.

“Anduve piso por piso, y están ahí para resolver grifo por grifo, lámpara por lámpara”. Janeth Arcain, prefecta Villa de los atletas.