El seleccionado de béisbol de República Dominicana cayó derrotado este martes ante Estados Unidos con marcador de 11-5 en su primer día de competición en el Premier 12.

Un espeso rally de seis carreras marcado por los norteamericanos en el tercer episodio se convirtió en el puntillazo que propició su éxito a expensas de un combinado dominicano que aunque conectó 14 imparables cometió tres errores que fueron costosos en sus aspiraciones de salir por la puerta grande en su choque inicial en este naciente evento.

Los Estados Unidos atacaron con una docena de incogibles frente a los cinco monticulistas quisqueyanos que desfilaron por el box. Anotando de inmediato contra el abridor Víctor Mateo, quien se mostró descontrolado desde el primer bateador que enfrentó.

Mateo fue el derrotado por Dominicana, y quien solo permaneció 2.1 de entrada en el box. El dirigente Miguel Tejada también envió al montículo a Dioni Soriano, Onnassit Sirret, Luis de la Cruz y Bryan Rodríguez. Un total de siete boletos concedió el pitcheo quisqueyano.

Estados Unidos marcó tres vueltas en la misma primera entrada, aprovechando en descontrol de Mateo, quien boleó a Jacob May y Joe Sclafari iniciando el acto y después de un out, Dan Black disparó sencillo al derecho para remolcar la primera, Kyle Martín siguió con doblete empujador y Adam Frazier trajo la tercera con imparable al central.

Empero, los quisqueyanos no se hicieron esperar e igualaron la acciones en la apertura del segundo frente a Zeke Sprull, el abridor de Estados Unidos, Wilson Betemit inició el vendaval con jonrón por todo el jardín izquierdo, bateando a la zurda, Miguel Olivo siguió con doblete por el prado central, avanzó a la antesala por incogible de Aneurys Tavarez y entró en carrera por otro imparable de Wilkin Ramírez, Ronny Rodríguez empujó la del empate con elevado de sacrificio.

Los norteamericanos amenazaron en el segundo llenando las bases sin out, pero Mateo logró reponerse y retirar la oposición sin permitir carreras.

Pero esta entrada sin anotación se convirtió en el preludio de lo que acontecería tan rápido como en el siguiente acto, donde Estados Unidos hizo saltar del montículo a Mateo al anotar un espeso rally de seis anotaciones, en la cual enviaron a once hombres al pentágono.

En ese episodio también le batearon con libertad al relevista Dioni Soriano. Apenas tres hits batearon los norteamericanos en la entrada, recibieron tres boletos y la defensa cometió un par de  pifias, incluyendo una muy costosa del paracorto Ronny Rodríguez en disparo realizado por el intermedista Anderson Féliz.

Dominicana marcó una vuelta en el quinto, mediante jonrón solitario de Teoscar Hernández por el bosque izquierdo, pero los Estados Unidos ripostaron con dos en la conclusión de esa entrada, donde Bret Ebner y Dan Black remolcaron las anotaciones.

Dominicana anotó otra vuelta en el sexto, Pedro Féliz disparó sencillo, Rodríguez lo llevó a la intermedia y anotó por largó doblete de Anderson Félix.

Los más sobresalientes por Dominicana fueron Betemit con jonrón y dos sencillos, Tavarez y Rodríguez dieron dos imparables cada uno, Hernández dio su vuelacercas y un incogible; Díaz y Olivo conectaron un tubey cada uno.