Pat Riley, gerente general del Heat de Miami lamentó lamento la salida de su jugador más emblemático en la historia de la franquicia, Dwyane Wade, y a quien dijo que no le guarda rencor por la decisión de irse a Chicago.

“No he hablado todavía con Wade”, explicó Pat Riley. “He estado elaborando un email muy largo para él que le enviaré cuando esté acabado. Si le viera ahora mismo, creo que le daría un largo abrazo”. Riley explicó que la marcha de Wade “no fue por dinero, fue por algo más”, reconociendo incluso que no hizo todo lo que hubiera podido para convencerle de su permanencia en Miami.