Las autoridades aeronáuticas brasileñas presentaron el plan con el que pretenden atender a unos 1,5 millones de pasajeros en los aeropuertos durante los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro organizará en agosto próximo.

La llamada Operación Aérea para Río 2016 permitirá que las autoridades aeronáuticas atiendan por día a hasta 90.000 pasajeros y 1.000 aeronaves, entre comerciales y ejecutivas, números que están previstos para los días de las ceremonias tanto de apertura como de clausura de los Juegos Olímpicos.

"A nivel de infraestructura Río de Janeiro está muy bien preparado y equipado para atender el transporte aéreo durante los Juegos Olímpicos. A eso se suma la planificación operacional, que es la que estamos presentando hoy", afirmó en una rueda de prensa el viceministro de la Secretaría de Aviación de la Presidencia, Guilherme Ramalho.

El plan prevé operaciones en 39 aeropuertos, incluyendo los dos con que cuenta Río de Janeiro, el internacional de Galeao y la base para vuelos nacionales de Santos Dumont, y otros 37 ubicados a hasta 200 kilómetros de la sede olímpica.

Entre los 1,5 millones de pasajeros atendidos figuran los atletas y delegaciones de 206 países, unos 100 jefes de Estado, 32.000 periodistas y 4.000 atletas paralímpicos, a los que se les ofrecerán todas las condiciones de accesibilidad en los terminales aéreos.

Para el día de la inauguración de los Juegos Olímpicos el 5 de agosto está previsto que el aeropuerto Galeao movilice a unos 60.000 pasajeros y el Santos Dumont a unos 30.000 procedentes de entre 900 y 1.000 aeronaves, principalmente ejecutivas.

La llegada de avionetas y aeronaves ejecutivas, entre las cuales las de diferentes autoridades, obligó a Brasil a ampliar los cupos de estacionamiento para las mismas en los aeropuertos hasta 1.300.

Para atender toda esa demanda extraordinaria las autoridades aeronáuticas elevaron en un 45 % el número de funcionarios involucrados habitualmente en las operaciones aéreas de Río de Janeiro, hasta cerca de 2.500, sin contar los casi 1.000 voluntarios que trabajaran en las terminales.

La Operación Aérea para Río 2016 prevé la ampliación del horario de funcionamiento del aeropuerto Santos Dumont a 24 horas por día. Actualmente este terminal opera 16 horas, entre las 6.00 y las 23.00 hora local.

Con la ampliación del horario entre el 3 y el 23 de agosto, este aeropuerto tendrá capacidad para atender 34 vuelos y 4.800 pasajeros extras por día, así como 180 aeronaves ejecutivas.

El Galeao, por su parte, doblará su capacidad a partir del 10 de mayo, cuando será inaugurada la ampliación que fue iniciada hace dos años con la privatización del aeropuerto y que exigió inversiones por 2.000 millones de reales (unos 540 millones de dólares).

Esta ampliación elevará la capacidad del Galeao desde sus actuales 17,3 millones de pasajeros por año hasta 37,5 millones, desde 50 puntos para estacionamiento de aeronaves hasta 97 y de 68 puertas de embarque hasta 94.

Toda la operación aérea durante los Olímpicos será coordinada desde una Sala Máster de Comando que funcionará entre el 20 de julio y el 24 de septiembre y en la que trabajarán, 24 horas diarias, representantes de una veintena de instituciones, incluyendo la Fuerza Aérea, la Aduana, la cancillería, la Policía y el Fisco.

"Río de Janeiro ofrecerá una excelente primera y última impresión a los viajeros", aseguró Ramalho.

Uno de los mayores desafíos será atender la demanda aérea entre el 8 y el 18 de agosto, cuando el Santos Dumont tendrá que cerrar 4,5 horas diarias para no interferir en las competiciones de vela olímpica, que se disputarán en aguas próximas a la terminal.