Con dos jonrones y cuatro carreras producidas, el receptor puertorriqueño Roberto Pérez fue la estrella ofensiva del triunfo de los Indios por 6-0 sobre los Cachorros en el Juego 1 de la Serie Mundial el martes.

El primer cuadrangular de Pérez - un batazo solitario por el bosque izquierdo en el tercer inning contra el abridor de Chicago, Jon Lester - le dio una ventaja de 3-0 a la Tribu. El boricua luego agregó un jonrón de tres rayas al jardín izquierdo ante el relevista venezolano Héctor Rondón en el octavo episodio.

Con dichos batazos, Pérez se convirtió en el primer jugador de la Isla del Encanto que se vuela la cerca dos veces en un partido de Serie Mundial. De paso, el oriundo de Mayagüez se unió a Yogi Berra, Gene Tenace, Johnny Bench y Gary Carter como los únicos cátchers que han conectado más de un bambinazo en un juego del Clásico de Otoño.

Además, Pérez es el primer jugador que conecta dos jonrones en su primer juego de Serie Mundial de por vida desde Troy Glaus, quien empalmó dos cuadrangulares por los Angelinos en el 2002.

"Para mí significa mucho", dijo Pérez sobre su primer juego de Serie Mundial.

"He progresado mucho.. Ahora mismo estoy jugando con mucha confianza. No me estoy esforzando por hacer de más en la caja de bateo. Simplemente estoy tratando de controlar mis emociones. Es mi primera experiencia de Serie Mundial y estoy tratando de salir a competir, tener buenos turnos al bate, embasarme y hacer que algo suceda. Es una sensación increíble".