El Salón de la Fama Rod Carew sufrió un infarto el 20 de septiembre cerca de su hogar en el sur de California. Al panameño se le puso un implante para mantener funcionando el corazón.

El ex estelar de los Mellizos y los Angelinos espera ahora un trasplante de corazón.

Carew, quien ha sido dado de alta y se rehabilita, le contó su historia a la revista Sports Illustrated con la esperanza de ayudar a otros que padecen la misma condición. Carew, de 70 años, afirmó que aún tiene previsto estar presente en los entrenamientos de los Mellizos en marzo y en la ceremonia de exaltación del Salón de la Fama en Cooperstown en julio.

El istmeño sigue en su rol de consultor tanto con los Mellizos como los Angelinos.

"Estoy agradecido con los maravillosos médicos y enfermeras que me han dado una segunda oportunidad en la vida", dijo Carew.

Carew, quien fue convocado a 18 Juegos de Estrellas y ganó siete títulos de bateo, sufrió el infarto mientras jugaba golf solo en Corona, California, según el reportaje de Sports Illustrated.