Contar con un relevista que pueda preservar una ventaja mínima en la novena entrada es lo que busca un dirigente en su cerrador y eso es algo que los dominicanos Jeurys Familia, Alex Colomé y Fernando Rodney han hecho a la perfección este año en las Grandes Ligas.

Familia, con los Metros de New York; Colomé, con los Rays de Tampa Bay, y Rodney, con los Padres de San Diego, han lanzado de forma perfecta en las ocasiones que han salido al montículo con la encomienda de lograr un salvamento que les permita a sus equipos obtener la victoria.

Desde que ocupó la posición de cerrador y principal relevista de los Metros la pasada temporada, Familia ha impresionado con su capacidad de hacer outs bajo presión. El derecho dominicano tiene marca de 2-1 con 3.95 de efectividad y ha conquistado las 18 oportunidades de salvamento que ha enfrentado esta campaña, labor que lo mantiene empatado en el primer lugar de todas las mayores en este renglón.

Con este desempeño Familia ha logrado rescatar 34 partidos en forma consecutiva en temporada regular desde el 2015 para los Metros. Su trabajo ha sido vital para mantener al equipo en la pelea por el liderato en la División Este de la Liga Nacional.

De los 28 encuentros en los que ha accionado, Familia ha finalizado 26, la máxima cantidad en la Liga Nacional; en estos partidos ha lanzado 27.1 entradas de 28 hits, 12 carreras (ocho de ellas, cuando no ha estado en situación de salvamento), siete bases por bolas y 24 ponches.

La capacidad de evitar que le manden la pelota fuera del parque es uno de los atributos que han contribuido a que sea tan efectivo en su trabajo esta campaña y como extrabases solo le han conectado cinco dobles.

Por su parte, Colomé, quien está en su primera experiencia como cerrador con los Rays, hasta el momento ha pasado la prueba con notas sobresalientes. El derecho de 27 años tiene marca de 1-1 con 1.08 de efectividad; en 23 juegos ha lanzado 25.0 episodios de 16 hits y solo tres carreras con seis transferencias y 34 ponches.

Colomé ha salido con el salvamento en las 15 ocasiones que se le han presentado en esta temporada, cantidad que lo coloca en la cuarta posición en la Liga Americana y lo empata en la noveno lugar en todas las Grandes Ligas. La proporción de ponches del dominicano ha sido impresionante, promediando 12.4 ponches por cada nueve entradas y solo ha permitido tres extrabases (un jonrón y dos dobles), limitando a los 88 bateadores que ha enfrentado en esta campaña a un promedio de.182.

En su labor como principal relevista de los Rays, Colomé ha rescatado el 60 % de los triunfos que el equipo ha obtenido; cuando este ha subido a la lomita los de Tampa registran 18 victorias con cinco derrotas. Alex ha alcanzando un WAR o victorias sobre el remplazo de 1.3. Este desempeño es una de las pocas luces que iluminan a los Rays un año difícil en el Este de la Liga Americana.

Rodney es el más veterano del grupo y ha regresado a su nivel acostumbrado con los Padres de San Diego, tras una temporada de 2015 en la que perdió su lugar como cerrador de los Marineros de Seattle y luego fue enviado a los Cachorros de Chicago, donde fungió como relevista intermedio y en ocasiones como preparador de mesa.

La “Flecha” ha vuelto a dar en el blanco este año. El nativo de Samaná ha lanzado impecable en los 21 partidos que ha actuado, preservando de manera exitosa las 11 ventajas que ha tenido que defender para darle la victoria a su equipo en el episodio final.

Su marca de 0-1 no muestra lo efectiva de su labor, ya que en 21.1 episodios trabajados no ha permitido carreras limpias, por lo que su efectividad se mantiene en 0.00. Rodney no ha permitido extrabases dentro de los ocho hits que le han conectado esta temporada, ha otorgado 10 pasaportes y tiene 20 ponches.

El serpentinero, quien cuenta con el récord de mejor promedio de efectividad en una temporada para un relevista en la historia del béisbol en las Grandes Ligas, con 0.60 que alcanzó en el año 2014, acumula un WAR de 1.2 y ha salvado el 47 % de los triunfos de los Padres.

Lograr la perfección es el objetivo de cada jugador. Hasta el momento estos tres hombres del relevo lo han alcanzado, y mantenerlo será el reto que le espera en el resto de la temporada.