Eddie Hall se convirtió en el primer hombre que logró levantar 500 kilogramos (mil 102 libras), en la modalidad de peso muerto.

Pero el inglés nunca pensó que su hazaña estuviera cerca de costarle la vida, luego de que le explotaran las venas de la cabeza por el esfuerzo realizado.

Conocido como “La Bestia” por su increíble poder físico, Hall participó en el Campeonato Mundial de Peso Muerto que se celebra en Leeds, en su natal Inglaterra.

Durante la competencia, el gigante de 1.91 metros de altura (seis pies y tres pulgadas) habia levantado 465 kilogramos (mil 25 libras), un peso que fue igualado por otros concursantes. Entonces decidió ir por los 500 kilos, una cifra que nadie en la historia había logrado cargar.

El joven de 28 años suspiró, meditó un poco y logró sostener el peso deseado. Pero a la hora de bajar la barra, se desplomó debido al gran esfuerzo que había realizado.

El propio Hall reconoció que lo sucedido no es normal. “Eso casi me mata. La presión en mi cuerpo era surrealista y luego me desmayé. Sangré por la nariz; no es saludable hacer algo así, pero lo hice. Estoy seguro de que estará en los libros de historia por mucho tiempo”, dijo en declaraciones al Daily Mail.

Hall ha participado en competencias del Hombre Más Fuerte de Gran Bretaña e Inglaterra, en las que ha sido campeón desde 2011 hasta la fecha.

Miren la galería de fotos para que conozcan más sobre "La Bestia".