Con el bate en llamas. Así de ardiente ha estado el jugador del cuadro de las Águilas Cibaeñas Ronny Rodriguez, quien se ha convertido en una pesadilla para los lanzadores en el actual torneo de béisbol dominicano.

Rodríguez, quien a fuerza de batazos se ha ganado el tercer puesto en la alineación titular de los de Santiago, lleva una cadena de 11 partidos seguidos conectado de hit, la más larga del torneo, siendo un factor clave para que las Águilas se mantengan en la lucha por un puesto clasificatorio al Round Robin.

En estos juegos, Rodríguez, que ha visto acción en 13 partidos este año, ha conectado 18 imparables en 48 visitas al plato, logrando un promedio de bateo de .375, con siete dobles (líder del torneo), tres cuadrangulares (empatado con el tercer mayor total de la liga), siete carreras remolcadas y ocho anotadas.

En esta racha que empezó el 30 de octubre, con su primer hit del torneo (un doble), Ronny, acumula cuatro partidos de dos imparables o más, entre ellos uno de cuatro hits, uno de tres y dos de dos incogibles.

A pesar de haber recibido 12 ponches con solo una base por bolas, Rodríguez posee un porcentaje de embasarse de .388 y sus diez extrabases le acreditan un porcentaje de slugging de .708.

En este tramo, en el que Rodriguez se ha adueñado de la ofensiva, las Águilas tienen marca de 6-5. Además de su trabajo con el madero, el jugador de 24 años ha mostrado su versatilidad a la defensa, desempeñándose en la primera almohadilla (un juego), en la tercera base (tres partidos) y en el campo corto (siete).

Batear es la mejor carta de presentación para un jugador en cualquier liga de béisbol del mundo, algo que a lo que Rodriguez, quien se ha abierto un espacio a fuerza de palos, no es ajeno.

 Números contra rivales

• Gigantes del Cibao. Batea de 4-4 (.1000) con un doble y una remolcada.

• Estrellas Orientales. De 12-6 (.500) con dos dobles, un jonrón y cuatro empujadas.

• Toros del Este. De 8-3 (.375) con un doble, un jonrón y una empujada.

• Leones del Escogido. De 12-3(.250), con un doble, un jonrón y una empujada.

• Tigres del Licey. De 8-2(.250) con un doble.