Todos sabían que Raúl Ruidíaz había convertido el gol que eliminó a Brasil con la mano, pero el delantero no lo había querido reconocer. Luego del partido donde Perú venció por 1 a 0 a los brasileños y consiguió su clasificación a cuartos de final, la polémica estaba desatada y el atacante quiso calmar el fuego con bencina, señalando que el tanto lo había hecho con el muslo.

Sin embargo, las imágenes decían lo contrario y el peruano no quería reconocer su "picardía". Eso hasta este martes, cuando Raúl Ruidíaz, reconoció que el polémico gol que le convirtió a Brasil en la fase de grupos de la Copa América Centenario fue con la mano. El ex Universidad de Chile se justificó diciendo que tuvo que extremar recursos para que Perú pudiera eliminar al Scratch y clasificar a los cuartos del torneo.

Esto en base a lo publicado en una entrevista realizada por el diario El Líbero de Perú, y a pesar de que tras el partido el ariete había dicho que le pegó "con el muslo", en vez de con la mano como todo el mundo le recriminaba.

"Más que picardía era la única opción que tenía para anotar y como sea tenía que entrar esa pelota, era casi los últimos minutos y era el último recurso", confesó el ex U a través de un video que se publicó primero a través de Twitter.

"En ningún momento mi intención era meterla con la mano, pero fue la única opción que tenía de anotar", añadió sobre la jugada que le entregó a los hombres del técnico Ricardo Gareca un boleto para la ronda de los ocho mejores del campeonato.

El juez que cobró como válido el gol fue el árbitro uruguayo Andrés Cunha, quien sumaba varios episodios polémicos antes del duelo entre los del Rímac y los pentacampeones del mundo.