Ante la llegada del coreano Byung Ho Park, quien se perfila como el bateador designado de los Mellizos para el 2016, el equipo de Minnesota tiene previsto trasladar a Miguel Ángel Sanó a los jardines.

Sanó registró promedio de .269 con 18 cuadrangulares y 52 remolcadas en el 2015, su temporada de novato, en la que fungió mayormente como bateador designado. El quisqueyano ha comenzado a atrapar elevados durante las prácticas de bateo en el béisbol invernal de la República Dominicana, donde milita con las Estrellas Orientales.

En las Reuniones Invernales en Nashville, el capataz de los Mellizos, Paul Molitor, recalcó que el cambio de posición de Sanó no es un simple experimento.

"No es algo que estemos haciendo por capricho", dijo el capataz. "Necesitamos que él se comprometa con la idea de que ésta es la forma poder estar en el lineup. Tenemos a Park como bateador designado y necesitamos encontrarle a Sanó un puesto defensivo. Necesitamos que vea acción en los jardines.

"Ahora mismo, está en la etapa básica de convertirse en guardabosque. Por lo tanto, tratar de determinar en cuál esquina va a jugar no es de gran importancia ahora mismo".

Molitor considera que la habilidad atlética de Sanó le permitirá defenderse en los jardines, a pesar de que se trata de un muchacho corpulento.

"Siempre existe un riesgo", dijo Molitor. "Estamos poniendo en los jardines a un muchacho voluminoso que nunca ha jugado en esa posición, pero es lo que nos hace falta ahora mismo".

Según Molitor, el club han estado bien pendiente de la evolución de Sanó en la República Dominicana y considera que el joven va progresando bien.

"Todo luce indicar que le va bien y que está tratando de lograr esa meta", dijo Molitor.