La canadiense Eugenie Bouchard se convirtió en una gatita que causó revuelo entre sus seguidores de las redes sociales.