El pívot de los Atlanta Hawks, Tiago Splitter, defendió la suspensión impuesta por la FIBA a la Confederación Brasileña de Baloncesto (CBB) como vía para “limpiarlo todo” en el organismo rector de este deporte en el país sudamericano.

“Apoyo lo que la FIBA está haciendo. Es hora de limpiarlo todo”, declaró el jugador de la selección brasileña en una entrevista concedida al portal UOL.

La semana pasada la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) anunció la suspensión del baloncesto brasileño de diversas competiciones internacionales por “incumplimiento” de la CBB de sus obligaciones respecto a los estatutos generales de la FIBA y reclamó “una reestructuración” total del organismo.

Splitter señaló al presidente de la CBB, Carlos Nunes, como principal responsable de la delicada situación que atraviesa el baloncesto brasileño.

“Todo el mundo sabe cómo fue la gestión de Carlinhos, todo el mundo sabe que no fue buena. Ha habido muchas deudas y muchas cosas dudosas”, valoró el jugador de 31 años, quien consideró, además, que la solución al conflicto entre ambas partes no va a ser “fácil”, puesto que no basta con “simplemente” elegir a otro presidente.