Para Starlin Castro la temporada de Grandes Ligas que se avecina le trae una nueva oportunidad para mostrar su talento al más alto nivel, pero sobre todo la posibilidad de madurar como jugador y persona bajo la disciplina de un equipo como los Yankees de Nueva York.

Castro irrumpió en las mayores con fuerza en el año 2010, con su antiguo equipo, los Cachorros de Chicago, pero su comportamiento fuera del terreno de juego terminó afectándolo, al punto de que perdió su puesto como titular, en una parte de la temporada pasada y que también pudo haber contribuido con su salida del conjunto.

El jugador dominicano se vio envuelto en varios incidentes, entre los que se destacan una acusación de asalto sexual en septiembre de 2011 y fue detenido e interrogado por las autoridades dominicanas por un incidente en donde resultaron heridas seis personas en un tiroteo en una discoteca en Montecristi en 2014; en este caso no se le presentaron cargos.

Tras estos episodios, Castro llega a un equipo que es reconocido por la disciplina que le exige a sus jugadores y a un ambiente donde el nivel de responsabilidad que cae en sus hombros es menor, ya que en su tiempo con los Cachorros estuvo obligado a producir más de lo que un jugador de su condición está llamado a contribuir en un equipo de béisbol de liga mayor.

Con los Cachorros en 2015, Starlin se desempeñó en 51 partidos como quinto en el orden al bate, muestra de la responsabilidad que tenía, de producir en un turno de tanta relevancia en la ofensiva, algo que no tendrá que enfrentar con los Yankees, quienes cuentan con un mayor potencial en esta parte del juego, que el que existía en Chicago hasta el pasado año.

El comportamiento exigido en Nueva York, junto a los tropezones que ha tenido, le dará la oportunidad de ser el jugador que todos saben que puede ser.

Otro elemento que favorece al quisqueyano es contar con jugadores mucho más veteranos, como son Alex Rodríguez y Carlos Beltrán, a los cuales podrá consultar y de los cuales deberá aprender. Ante este panorama, Castro solo puede tener ganancias en su nuevo hogar.