El año pasado, el dominicano Starlin Castro demostró tener pocos problemas para adaptarse a una situación completamente nueva en su carrera.

Tras perder su puesto como torpedero titular de los Cachorros en agosto de la temporada pasada, Castro no sólo dio la cara con el guante cuando se le pidió llenar la vacante en la intermedia, sino que también fue una pieza clave con el bate en la recta final. En 38 encuentros en la intermedia, Castro tuvo promedio de .339 con cinco jonrones y 22 remolcadas.

Ahora con su traspaso a los Yankees en la temporada muerta, Castro tuvo que acoplarse a otro cambio de ambiente en su carrera. Pero en lo que va de la temporada, el jugador del cuadro ha seguido demostrando que no se le ha hecho difícil la transición en su nuevo club que tanto buscaba una pieza fija en la segunda base desde la partida del también dominicano Robinson Canó.

Castro indicó que siempre se ha enfocado en no dejar que su desempeño a la defensa afecte su actuación con el bate y por eso ha podido tener un buen arranque con Nueva York.

"Son cosas que todos los peloteros hacen", expresó Castro durante una rueda de prensa con los medios de habla hispana en el Yankee Stadium. "Uno trata de separarse porque son cosas diferentes. Cuando estás en el terreno tienes que defender y cuando estás en el plato tienes que batear".

Con la llegada de Castro, los Bombarderos han encontrado tranquilidad tras dos campañas de interrogantes en la intermedia. Se trata de una estabilidad en el medio del cuadro que el dirigente Joe Girardi ha calificado como algo de bastante valor en su conjunto.

"Pienso es importante contar con el mismo dúo de doble play para mayoría de los juegos, que haya consistencia ahí", dijo el capataz. "Starlin ha hecho un buen trabajo. Y para mí cada día se está adaptando más a la segunda base.

"Entiende mejor la posición más y creo que seguirá mejorando. Pero es maravilloso tenerlo en la alineación".

En cuanto a jugar en un club con enormes expectativas se refiere, Castro puede aplicar algo de su experiencia de sus siete campañas con los Cachorros. Sin embargo, el tres veces convocado al Juego de Estrellas dice sentirse en casa al jugar ante la gran comunidad dominicana en Nueva York.

"He jugado inviernos en Santo Domingo [con los Leones del Escogido]", indicó Castro. "Es casi igual -- pero no tanto porque los Yankees son los Yankees, son una gran franquicia, un equipo ganador ya que es el equipo que ha ganado más Series Mundiales. Pero me siento como en mi país jugando aquí".