Starling Marte tendrá una mayor responsabilidad en la ofensiva de los Piratas de Pittsburgh para este 2016. La salida del equipo de figuras de primer orden en este aspecto obliga al dominicano a dar un paso adelante ante este reto en la temporada de Grandes Ligas.

Marte viene de una campaña exitosa en 2015, en la cual bateó para promedio de .287 con 19 jonrones y 81 remolcadas, liderando el equipo en victorias por encima del reemplazo (WAR) con 5.4. Esta producción deberá ser superada por el jardinero, quien es el segundo hombre en importancia en la alineación de Pittsburgh para esta contienda, detrás de  Andrew McCutchen.

La carga de trabajo del ganador del Guante de Oro se incrementó para este año debido a que en la temporada muerta los Piratas vieron irse a jugadores clave del medio de su alineación, como fueron los dominicanos Aramis Ramírez, quien se retiró de los escenarios del béisbol, y Pedro Álvarez, quien firmó con los Orioles de Baltimore. Otro hombre de importancia que dejó el conjunto, fue el segunda base Neil Walker, que acordó con los Mets de New York.

A estas ausencias se une la del jugador del cuadro Jung Ho Kang, quien no estará con el equipo el día inaugural, tras someterse a una operación en una lesión en su rodilla izquierda. Ante estas bajas los jugadores que han llegado no cuentan con el historial para llenar los 27 jonrones que promediaba Álvarez en su estadía en la escuadra de la Liga Nacional.

Los Piratas se encuentran en una de las divisiones más difíciles del béisbol como lo es la Central, donde para logar competir con los Cardenales de San Luis y Cachorros de Chicago, la producción del bate de Marte deberá continuar su ascenso como lo ha hecho desde que llegó a las mayores en 2012.

El desempeño de Marte en esta la pretemporada, en la que batea para .500 (16-8) con un cuadrangular y cuatro remolcadas, muestra que está listo para enfrentar el reto que le espera en este 2016.