El base estrella de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, se convirtió una vez más en el gran centro de atención de otra victoria histórica que lograron los actuales campeones de la NBA al imponerse 96-88 a los Thunder de Oklamoha City en el séptimo partido de las finales de la Conferencia Oeste y de la que dijo todos debían sentirse orgullosos.

"Lo alcanzado es para sentirnos orgullos y lo duro que ha sido lograrlo", declaró Curry al concluir el partido con una aportación de 36 puntos, incluidos siete triples que lo dejó con nueva marca en la historia de los playoffs al finalizar la serie con 32 canastas desde fuera del perímetro. "No es hora de marcas sino de lo que hizo el equipo".

Curry destrozó una vez más a la defensa de los Thunder, pero lo más importante, que surgió siempre en los momentos decisivos del partido y cuando más lo necesitó el equipo.

"Sin la ayuda de todos no hubiese sido posible la victoria ni alcanzar la misión de estar de nuevo en las Finales de la NBA que fue nuestro objetivo desde que comenzamos los campos de entrenamiento", subrayó Curry. "De ahí que a partir de ahora miramos hacia el futuro con la mente centrada en conseguir más victorias".

Las que van a necesitar ante los Cavaliers de Cleveland, sus rivales de la pasada temporada en las Finales de la NBA, cuando inicien la serie a partir del próximo jueves en el mismo escenario del ORACLE Arena.

"Estamos listos para luchar contra los Cavaliers, un gran equipo al que respetamos como al resto, pero que estaremos listos para luchar por revalidar el título de campeones", adelantó Curry. "Ahora tendremos un día de descanso para olvidarnos de lo vivido ante los Thunder y luego volver a la lucha".

El escolta Klay Thompson, que también hizo valer su inspiración encestadora desde fuera del perímetro al aportar 21 tantos, incluidos seis triples, dos días después de haber establecido nueva marca de triples en un partido de playoffs al encestar 11 en el sexto que se disputó en Oklahoma City y los Warriors ganaron a domicilio 101-108, destacó el carácter luchador del equipo.

"Hemos demostrado la clase de carácter que tenemos como equipo y que lo demostrados durante toda la temporada", declaró Thompson. "Nunca nos dimos por vencidos ni tampoco nos sentimos ganadores y ahí estuvo la clave".

Mientras que el ala-pívot Draymond Green, que logró 11 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias, reconoció que durante toda la temporada se prepararon para vivir las situaciones de límite que les tocaron ante los Thunder.

"Ninguno dentro del equipo tuvo dudas que podíamos superar la situación", declaró Green. "Los aficionados han visto antes a nueve equipos tener la marca de 1-3 abajo en una eliminatoria, no son muchas, pero nunca a nadie con marca de 73 triunfos en la temporada, por lo que nuestra respuesta hizo honor ese logro", subrayó Green.

Por su parte el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, admitió que se habían clasificado por muy poco, pero destacó la labor de todo el equipo y en especial la de Curry que mostró de nuevo el tipo de jugador y líder que es en el campo cuando tiene la presión.

Los grandes derrotados fueron los Thunder, a pesar que el alero Kevin Durant cumplió con 27 puntos, pero no lo hicieron el resto de los compañeros ni tampoco el entrenador novato Billy Donovan, que cuando el equipo se vino abajo en el tercer periodo no encontró la manera de hacerlo reaccionar.

"Te duele el perder, especialmente después de haber tenido un 3-1 a nuestro favor", declaró Durant después del partido. "Comenzamos de nuevo muy bien, pero luego ellos encontraron de nuevo el ritmo de los tiros desde fuera del perímetro y ahí surgieron los problemas".

Durant, que este verano será agente libre, dijo que no era el momento de hablar de su futuro porque ni lo había pensado.

"Lo que si tengo muy claro es que estoy súper orgulloso de mis compañeros y de lo que conseguimos esta temporada como equipo", subrayó Durant. "Estuvimos cerca de la gran victoria, pero no se dio porque enfrente también hubo un equipo que son campeones de liga".

Mientras que Donovan, que cumplió 51 años, dijo que su equipo luchó y estuvo siempre en el partido, pero al final se impuso un gran rival que además son los campeones de liga.

"La pasada temporada ganaron un título de liga, luego batieron la marca de victorias (73), y ya se hablaba antes que diesen comienzo los playoffs que se estaba ante el mejor equipo en la historia de la NBA", valoró Donovan. "Estuvimos a las puertas de eliminarlos por lo que me siento muy orgulloso de lo conseguido".

Donovan señaló que su equipo jugó una gran defensa, pero en los momentos decisivos, la figura de Curry con sus triples cambió por completo la historia del partido.

"Hay que darles el crédito que se merecen por responder como lo hicieron cuando más difícil tenían las cosas", agregó.