El antiguo adjunto a la presidencia de la Confederación de Fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF), Costas Takkas, fue extraditado hoy a Estados Unidos, informó el Ministerio de Justicia de Suiza.

"Dos policías estadounidenses asumieron su custodia en Zúrich y lo escoltaron en un vuelo con destino a Nueva York", indicó la entidad pública.

Takkas y otros dirigentes del fútbol de Latinoamérica y el Caribe fueron detenidos en Suiza y han sido extraditados uno a uno en el marco de las investigaciones de corrupción en la FIFA.

El también exsecretario general de la Federación de Fútbol de Islas Caimán, de nacionalidades británica y griega, fue arrestado en Zúrich el pasado 27 de mayo a petición de las autoridades judiciales de Estados Unidos que investigan la trama de corrupción en la institución rectora del fútbol mundial.

El Ministerio suizo de Justicia rechazó una primera apelación que Takkas presentó contra su extradición hacia Estados Unidos y el Tribunal Federal en lo Penal confirmó esa posición.

El exresponsable del fútbol en Islas Caimán renunció a presentar un tercer y último recurso ante el Tribunal Supremo de Suiza.

Con esta extradición, el único dirigente del fútbol del continente americano que está aún detenido en Suiza es el expresidente de la Federación de Fútbol de Nicaragua, Julio Rocha, cuya extradición a EEUU ha sido autorizada tanto por el Ministerio de Justicia como por el Tribunal Federal en lo Penal de Suiza.

Rocha tiene hasta el próximo día 26 para apelar a la última instancia posible antes de que su extradición sea ejecutada.

Las autoridades suizas han rechazado una petición de extradición presentada por Nicaragua en el caso de Rocha y han dado la preferencia a la demanda estadounidense.