Jemima Sumgong se convirtió el domingo en la primera keniana en ganar el oro Olímpico en el maratón de mujeres, al darle a su país su presea dorada en los Juegos de Río.

Sumgong cruzó la meta después de dos horas, 24:04 minutos de carrera, con una ventaja de nueve segundos sobre Eunice Kirwa, oriunda de Kenia pero que ahora compite por Bahrein.

El bronce se lo llevó la etíope Mare Dibaba, campeona mundial, con un tiempo de dos horas, 24:30 minutos.

A diferencia del maratón anual de Río de Janeiro, la ruta olímpica no pasó cerca de las atractivas playas de Copacabana e Ipanema.

La competencia comenzó y terminó bajo altas temperaturas en la zona del Sambódromo, recorriendo algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad, en un recorrido que dis frutaron en directo miles de espectadores.