El español Rafael Nadal derrotó este miércoles al británico Andy Murray, número dos del mundo, por 6-4 y 6-1, en una hora y 31 minutos, y puso pie y medio en las semifinales del Masters de Londres.
Nadal le ganó el lunes pasado en la jornada inaugural a Stanislas Wawrinka, cuarta raqueta del ranquin, por 6-3 y 6-2.

El ganador de 14 “grandes”, finalistas en la capital británica en 2010 y 2013 buscaba vengar la derrota en la final del Masters 1,000 de Madrid en mayo ante un Murray que, pese a imponerse el lunes a Ferrer, tiene la mente puesta en la final de la Copa Davis de finales de mes.

El ídolo local, aclamado por un pabellón a rebosar y repleto de banderas de la “Union Jack” y de Escocia, comenzó el encuentro rompiendo el saque al español, pero éste le devolvió la moneda en el segundo juego. El servicio parecía no funcionarle a ninguno (46% de primeros de Andy y 47% de Rafa), así que ambos se medían, seguros, desde el fondo de la pista.

Bajo la atenta mirada de John McEnroe y Mats Wilander, Nadal cerró el primer set, que se alargó hasta los 57 minutos, con una volea de revés después de romperle en blanco al escocés.
El español mantuvo el ritmo en la segunda manga ante un Murray excesivamente errático (13 errores no forzados en el primer set y 16 en el segundo) y logró ponerse con una cómoda ventaja de tres juegos a cero.

Volvió a romper Nadal en el sexto juego para ponerse 5-1 arriba y cerrar así el partido con su saque. Y no falló; gracias a una derecha cruzada al campo de recepción, certificó su segunda victoria en otros tantos partidos en el torneo británico.

“Creo que he jugado muy bien. No hay una táctica específica para ganarle a Murray, simplemente hay que hacerlo bien”, dijo tras el partido.