Sin duda, el cierre de la fecha límite de traspasos fue más emocionante de lo esperado. La ola de transacciones incluyó a jugadores de impacto que cambiaron de equipo, uno tras otro, cambiándoles la cara a varios clubes y a las luchas por la clasificación. Por ejemplo, el puertorriqueño Carlos Beltrán y Matt Moore. Jay Bruce y Jonathan Lucroy. Rich Hill y Josh Reddick.

El lunes se consumaron 18 canjes, tres más de los 15 que se dieron en la fecha límite del año pasado, y 11 más que las siete transacciones que se realizaron en la misma fecha para la temporada del 2011.

Texas listo para la pelea

El presidente de operaciones de béisbol de los Rangers de Texas, Jon Daniels, adquirió de manera dramática al jardinero/bateador designado Beltrán de los Yankees, además del receptor Lucroy y al relevista Jeremy Jeffress desde los Cerveceros.

Daniels pagó un alto precio al enviar al jardinero Lewis Brinson y al derecho Luis Ortiz, el 2do y 3er mejor prospectos de Texas, respectivamente, a Milwaukee, y al lanzador prospecto Dillon Tate y otros a Nueva York.

Al final el resultado fue el esperado para Daniels, ya que el ejecutivo posicionó a su equipo entre los dos o tres mejores de la Liga Americana.

Yankees se prepararon para el futuro

De repente, los Yankees se convirtieron en uno de los equipos más interesantes de Grandes Ligas. Tras años intentando mantener a sus veteranos en el equipo para una contienda más, los Bombarderos enfrentaron la realidad y decidieron inyectar juventud a su sistema canjeando al cubano Aroldis Chapman, Andrew Miller, Carlos Beltrán y al dominicano Iván Nova.

El analista Jim Callis de MLB.com cree que el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, podría contar con el mejor sistema de liga menor de todo el béisbol.

En un futuro cercano los Yankees podrían tener a Clint Frazier en los jardines, al venezolano Gleyber Torres en el campo corto, Greg Bird en la inicial y Aaron Judge en los jardines. También están los prospectos de pitcheo –incluyendo a Dillon Tate, quien llegó como parte del canje de Beltránz– y dinero para gastar y tratar de llenar los huecos en el roster.