Aunque al motor de los Minnesota Timberwolves le esté costando coger calor, el conjunto que entrena Tom Thibodeau empieza a encontrar pequeñas evidencias de inyección, colocando el nombre de su tridente ofensivo al lado del de los actuales campeones de la NBA, los Cavaliers de Cleveland.

Los Timberwolves dependen de su tres jugadores estrellas como los son Andrew Wiggins, Karl-Anthony Towns y Zach LaVine. Estos jóvenes jugadores han colocado sus nombres al lado de los de LeBron James, Kyrie Irving y Kevin Love en esta temporada en la NBA.

El tridente que conforman estos jugadores convierten a los Timberwolves y a los Cavaliers en los únicos equipos con tres jugadores con promedio de 20 o más puntos por partido en esta campaña.

Por los Cavaliers James promedia 22,9 puntos por duelo, seguido de  Irving con 23.9 y Love con 22.0 unidades, en el caso de los Timberwolves son encabezados por Wiggins con 24.0 puntos por juego, respaldado por Towns con 21.9 y LaVine con 20 puntos por noche.

Lo interesante del joven tridente de Minnesota (ninguno tiene más de 21 años) es que están por encima en esta estadísticas de equipos de mejor nivel y que cuenta con súper estrellas de la Liga como los Warriors de Golden State o los Spurs de San Antonio.

En el caso de los Warrios, Kevin Durant alcanza los 28.8 por encuentro y Stephen Curry 26.1, pero Klay Thompson solo promedia 17.4.

A pesar de este desempeño, los de Minnesota aún se encuentran lejos de estar entre los Mejores de la Conferencia del Oeste de la NBA, ya que su récord en esta campaña es de 2-5, pero con esperanzas de mejorar en los próximos duelos.