El antiguo parador en corto dominicano Tony "Cabeza" Fernández, será inducido al Salón de la Fama del Deporte de la provincia de Ontario, Canadá, por sus aportes y logros en 12 campañas con los Blue Jays de Toronto, equipo con que consiguió un anillo de Serie Mundial en 1993 y sus mejores años como pelotero profesional.

La ceremonia de exaltación se celebrará el 17 de octubre en Toronto, donde serán inmortalizadas otras figuras del deporte canadiense, pero el único dominicano será el exjugador nativo de San Pedro de Macorís.

Fernández jugó para varios equipos en su carrera de 17 años en las Ligas Mayores, pero es por su actuación con los Azulejos entre 1983-1990 que hoy es considerado uno de los mejores jugadores de la posición seis de las décadas de los 80 y los 90.

Fernández debutó y se retiró de las Grandes Ligas vistiendo el uniforme azul del equipo canadiense. En 1985 se convirtió en el torpedero titular de Toronto y en los cinco años siguientes encabezó la franquicia dos veces en promedio de bateo (1986, 1987), tres en imparables (1986, 1988, 1990) y cuatro en triples (1986, 1987, 1989, 1990).

Asimismo, durante ese período fue convocado en tres ocasiones al Juego de Estrellas y se catapultó como un jugador élite del campocorto al ser reconocido con el Guante de Oro de manera ininterrumpida desde 1986 hasta 1989.

En 1993 vuelve a la ciudad de Toronto vía cambio desde los Mets de Nueva York. En 94 partidos con los Azulejos bateó .306 y les ayudó a ganar su segunda Serie Mundial remolcando nueve carreras, marca para campocorto alguno con promedio de .333.

Al día de hoy todavía se mantienen intactos los records que implantó en la franquicia al momento de retirarse, como el de triples (92), hits (1,583) y juego jugados (1,450). Por su destacada participación con los Azulejos de Toronto, durante 12 temporadas, cuando en 2001 el equipo decidió colocar su nombre en el estadio sede del conjunto.