Juan José Padilla fue herido por un toro que tuvo la "puntería" de enterrar su cuerno en la cuenca ocular del ojo que perdió, también por una embestida, en 2011.