Pocos jugadores en la historia reciente del deporte en Minnesota han sido tan populares y queridos como el ex jardinero de los Mellizos Torii Hunter.

Su electrizante sonrisa, entusiasmo y liderazgo fueron clave para que los Mellizos ganaran cuatro veces la División Central de la Liga Americana en cinco años del 2002 al 2006. A nueve meses de su retiro, los 12 años de servicio de Hunter en los Mellizos de Minnesota fueron reconocidos el sábado con una ceremonia oficial para exaltarlo al Salón de la Fama de los Mellizos.

"Cuando fui seleccionado en el draft, sólo esperaba jugar un día en Grandes Ligas, pero me siento bendecido por haber podido jugar a lo largo de 19 años, y ahora ser exaltado al Salón de la Fama de los Mellizos, me siento extremadamente agradecido", declaró Hunter durante un discurso. "Esto nos demuestra que, si se trabaja duro, sin importar cuáles sean los obstáculos, puedes alcanzar tus sueños y metas".

Hunter, cinco veces convocado al Juego de Estrellas y ganador del Guante de Oro en nueve ocasiones, se convirtió en el 27mo miembro del Salón de la Fama de los Mellizos. En los libros de récords de los Mellizos, el talentoso jardinero central ocupa el 7mo lugar en hits (1,343), el 7mo el dobles (281), 5to en cuadrangulares (214), 6to en carreras producidas (792) y 7mo en juegos disputados (1,373).

"Me gustaría agradecerle al comité del Salón de la Fama de los Mellizos por haberme tomado en cuenta y considerado para integrar este recinto", continuó Hunter. "¡Creo que los engañe!".

Su influencia se sintió más allá del terreno de juego. Hunter ha sido una figura prominente entre la comunidad de Minnesota, California y su natal Arkansas. Entre otras actividades, el ex pelotero estableció el Proyecto Torii Hunter para contribuir en iniciativas de deporte, salud y educación.

Por sus esfuerzos, Hunter fue reconocido con el Premio Branch Rickey en 2009, el cual reconoce la excelencia al trabajo altruista en la comunidad.