Tres refuerzos podrán accionar con los clubes que participarán en el Torneo de Baloncesto Superior Masculino del Distrito Nacional, y uno de estos refuerzos deberá ser de la categoría U-25, según la disposición tomada por el Comité Organizador del evento. También dio a conocer los grupos que participarán en la competencia que empieza el jueves 18 de febrero próximo.

Estas medidas se dieron a conocer mediante una nota de prensa remitida a los medios de comunicación.

En el evento participarán ocho equipos representativos de igual número de clubes capitaleños, divididos en dos grupos. El Grupo A está integrado por los conjuntos Rafael Barias, campeón de la última edición del torneo, San Lázaro, Mauricio Báez y Huellas del Siglo. Los equipos San Carlos, Bameso, El Millón y Los Prados, conforman el Grupo B.

La serie regular del torneo constará de 50 partidos, celebrando cada equipo 10 juegos, seis frente a los conjuntos de su mismo grupo y cuatro contra los integrantes del otro grupo. Dentro del reglamento técnico del torneo se decidió que cada conjunto tendrá derecho a contratar dos refuerzos extranjeros o nacionales, o una combinación de ambos, y a un jugador U-25 (menor de 25 años). Este último puede ser cambiado cuantas veces lo requiera el equipo. De acuerdo con lo establecido, los tres refuerzos pueden accionar al mismo tiempo en el tabloncillo. El Comité Organizador del evento está presidido por Federico Lalane José y lo integran además Pedro Pablo Díaz y Aldo Leschhorn, Gonzalo Mejía y Andrés Terrero.

La entidad viene trabajando a tiempo completo en el montaje de la justa, conjuntamente con el presidente de la Asociación de Baloncesto del Distrito Nacional (ABADINA), José Monegro, los miembros de su Comité Ejecutivo y representantes de los clubes que tomarán parte en el certamen.

El torneo estará dedicado al exbaloncestista Hugo Cabrera, antigua estrella de la selección nacional e Inmortal del Deporte Dominicano. Cabrera es una figura emblemática del torneo baloncesto superior del Distrito Nacional, evento en que brilló en los años 70 y 80 del siglo pasado, vistiendo la franela del club San Lázaro.