En lo colectivo y lo individual, el presente Torneo de Béisbol Invernal, copa BHD-León, cumple con las expectativas de calidad y alta competencia entre los equipos. La presencia temprana de jugadores con experiencia de Grandes Ligas es un punto a favor de la justa que llega al ecuador de la serie regular, con 25 de los 50 partidos programados. Metro escudriña en el desarrollo de esta temporada

Estrellas Orientales (13-10)

Bateo: La ofensiva de los verdes fluye, aunque sus indicadores no presentan cifras fuera de serie. Batean .234, el quinto mejor promedio del torneo. Tyler White (.325-4-16) presenta un perfil de Jugador Más Valioso.  Audi Ciriaco (.291-2-13) es otra pieza importante en la ofensiva y Miguel Ángel Sanó (.241 en siete juegos) tiene la clave para hacer a las Estrellas candidatas a la final, siempre y cuando produzca a la altura de su capacidad. Han anotado 95 carreras para aparecer en la cuarta casilla.   
 
Pitcheo:  El pitcheo oriental es el mejor con efectividad colectiva de 2.57. Es el equipo que menos poncha (138), pero el segundo con menos boletos (61). Su cuerpo de abridores es estable. Evan MaClane (3-1, 4.21) vuelve a encabezar los lanzadores, a pesar de su alto promedio de carreras límpias. Tiene WHIP de 1.01. El relevo es la principal fuerza del equipo con hombres como Rafael Dolís (3-0, 1.00), Marcos Mateo (tres salvamentos y seis entradas en blanco) y el veterano José Valverde (2-1, 0.96).

Perspectiva:  Las Estrellas son subcampeonas y tienen talento para volver a la final. Un material nativo probado y alta motivación son las principales divisas del grupo que dirige Pat Listach. Van rumbo a la postemporada y cuando lleguen ahí deben evitar que los movimientos de sus rivales les roben el sueño.

Leones del Escogido (12-10)

Bateo: Los Leones van en racha y su bateo es que determina el tipo de seguidilla de los rojos, quienes perdieron cuatro en línea dos veces, pero compensan con una racha de ocho triunfos. Llegaron al lunes con una andanada vigente de dos victorias. Los rojos son cuartos en la liga con .241 de promedio y son los reyes del contacto,  ya que solo se han pochado 125 veces, para dominar ese encasillado. El novato Rafael Bautista es (.347) es el mejor bateador del conjunto y eso lo apoya su procentaje de embasarse de .395. El importado Joey Rickard domina los números de poder con cuatro jonrones y 16 remolques, aunque construyó esas cifras durante la racha de ocho victorias. Ronny Paulino (.328-.410) ha ganado respeto de los contrarios según avanza la campaña.   
 
Pitcheo: Junto a las Estrellas, los Leones (.272) son los únicos con efectividad por debajo de tres. Solo han  cedido 47 boletos con 73 carreras permitidas. Son los mejores en ambas cifras. Chris Jones (2-1, 1.19) es un abridor confiable y el criollo Jordan Norberto (1-2, 1.90) mejora en cada entrega. El relevista Ramón García se luce con récord de 3-0 y efectividad de 2.57, haciendo trabajos largos o cortos, según necesite el equipo.

Perspectiva: Los Leones tienen un material que le permitirá mantenerse en la pelea y entrar en la postemporada. Necesitan que los importados respondan.

Tigres del Licey (13-11)

Bateo: Los azules son cuartos en bateo colectivo con .234, pero van segundos en carreras anotadas con 105 en una muestra de fluidez en el ataque. Son los reyes de la velocidad con 28 robos, 10 por encima del segundo lugar. Junto a los Toros son el equipo que menos batea para doble matanza con solo 14. Son segundos en boletos recibidos (87). Mel Roja jr. (.232-5-11) es influyente en el atque de los azules. El importado Jason Rogers (.267-1-11) también aporta. Ya el equipo cuenta con su capitán, Emilio Bonifacio, quien batea .321 en siete partidos.  

Pitcheo: Licey tiene una rotación fuerte en el papel y varios abridores han estado a la altura, comandados por el cubano Yunesky Maya (3-1, 2.52), quien ha completado cinco entradas en cada una de sus seis aperturas, toda una hazaña en este circuito. Francisley Bueno (1-0, 3.68) apenas ha lanzado dos veces, pero ya comienza a entrar en calor. Se espera que Héctor Noesí (1-1, 5.06) eleve sus números al nivel de estelar que ostenta en el béisbol invernal.

Perspectiva: Los Tigres del Licey tienen el pitcheo para pelear hasta el final. Su cerrador Jairo Asencio (.314, ocho salvados) es vital para las aspiraciones añiles. Con el tema del pitcheo controlado, la gerencia azul podría concentrar sus fuerzas en la búsqueda de ofensiva para dar a los Tigres el perfil que necesitarán en lo adelante.

Gigantes del Cibao (13-12)

Bateo: Los Gigantes llegan a mitad de la temporada jugando el mejor béisbol de todos los equipos del torneo, con una racha de cinco victorias consecutivas antes del partido de este lunes. Su ataque con el bate ha sido descomunal encabezando la liga en jonrones (21), anotadas (115) y remolcadas (101), mientras conectan para 259, el segundo mejor promedio entre los cinco equipos. Hanser Alberto (.348-1-14), Matt Joyce (.300-4-12), Garabez Rosa (.342-1-12) y Leury García (.338-1-5) han sustentado la ofensiva de los vigentes campeones.

Picheo: El cuerpo de lanzadores es el que más entradas ha trabajado en el torneo con 220, además de ser el que más ponches ha propinado con 199, colocándose terceros en efectividad con 3.40. Pero también han sido los que más cuadrangulares han permitido (24) y bases por bolas han otorgado (103). Jandel Gustave con 2-0 y 0.75 y Ramón Ramírez con 5 salvamentos y efectividad de 3.27, han sido el punto fuerte en el relevo. En cuanto a los abridores, Joely Rodríguez (0-1, 1.26), Rafael Pérez (0-1, 2.38) y Adrian Salcedo (2-0,0.00) son los hombres grandes de los de San Francisco.

Perspectiva: Los Gigantes son los Campeones y cuentan con un gran talento para defender la corona, pero deben mejorar varios aspectos de su juego. Su ofensiva es la más poderosa y aguardan la entrada de Maikel Franco y la de Nelson Cruz, quien espera conseguir el permiso de los Marineros de Seattle y, sobre todo, un mejor desempeño de su cuerpo de lanzadores principalmente el de los abridores.

Toros del Este (11-12)

Bateo: Su ofensiva es la tercera en la liga con promedio 255, son segundos en triples con 8 y en bases robadas con 18, y terceros en dobles con 33. Sin embargo, han tenido grandes dificultades para ser productivos, ocupando el último lugar en anotadas (79), remolcadas (68) y jonrones (10). Delmon Young (242-1-10) Manuel Margot (245-3-11) y Angelys Nina (301-1-7) han sacado la cara por los taurinos con el bate.

Picheo: Su picheo es el cuarto en la liga con 3.64 de efectividad, son terceros en carreras (82) y hits permitidos 196. Edwar Cabrera (2-1, 1.91) es el líder de la rotación abridora, seguido de Bryan Evans (1-0, 1.50), Rudy Owens (1-1,1.42), Jake Buchanan (2-0, 2.13) y Elih Villanueva (1-2 6.11), quien no ha estado a la altura de su estatus en la liga, en tanto Josh Lueke se mantiene  intransitable como cerrador, alcanzando siete salvamentos con efectividad inmaculada de 0.00.

Perspectivas. Su picheo tiene lo suficiente para aguantar en este torneo, principalmente sus abridores. Pero deben mejorar con el madero, para lo cual será determinante el aporte de José Ramirez y Cristhian Adames, encargados de motorizar la ofensiva y que sus refuerzos puedan rendir al nivel esperado. Estos factores serán determinantes para que puedan alcanzar la clasificación, de la cual hasta este lunes se encontraban fuera, a un partido de los Gigantes.