Los Vigilantes de Texas y los Azulejos de Toronto empiezan desde este jueves una guerra sin cuartel por salir airosos en la Serie Divisional de la Liga Americana en la postemporada de Grandes Ligas.
En este primer duelo los misiles los pondrán David Price, por los Azulejos, y Yovani Gallardo, por los Vigilantes.

Gallardo estará en su tercer viaje a esta etapa, donde presenta marca de 1-2 con efectividad de 2.08 en 26 entradas. En tanto Price aparecerá por sexta ocasión compilando record de 1-5 y porcentaje de carreras limpias de 4.50. Tomando en consideración estos resultados el de Texas tendría la ventaja, pero con el gran béisbol que viene lanzando el de Toronto, junto a la dependencia de bateadores zurdos por parte de la ofensiva de los Vigilantes, inclinan la balanza a favor del as de los de Canadá.

La ofensiva de Texas, cuenta con Adrián Beltré y Prince Fielder como sus principales hombres, secundados por los garrotes de Shin-Soo Choo, Josh Hamilton y  Elvis Andrus, terminaron la temporada en gran forma, anotándoles nueve carreras a los Angelinos.

Los bates de Beltré y Choo estuvieron a la orden del día en la última parte de la temporada regular, siendo galardonados como Jugador de la Semana y del Mes, respectivamente, en la Americana.
Josh Donaldson, José Bautista y Edwin Encarnación son la fuente del poder ofensivo de los Azulejos, labor que complementan: Troy Tulowitzki, Ben Revere y Russell Martin.

El poder de los tres pilares de Toronto puede hacer pagar muy caro cualquier tipo de error que cometa el picheo contrario, por lo que mantener la bola fuera de la zona de poder de estos hombres es una verdadera pesadilla.

Ambas equipos cuentan con gran capacidad para producir carreras, terminaron primeros (Azulejos) y terceros (Vigilantes) en anotadas, por lo que nuevamente el desempeño del picheo será la clave para logar salir con la victoria en este primer encuentro.

Los Azulejos tuvieron la segunda mejor marca (53-28) como dueños de casa y en este partido harán valer esa condición.