Como parte de los esfuerzos por mejorar su desempeño en el actual torneo, la Oficina de Operaciones de Béisbol de los Toros del Este anunció la contratación del jardinero importado Ryan Cordell y la adquisición, mediante un cambio con los Tigres del Licey, del receptor Miguel Olivo.

“Nuestra oficina, con el apoyo de la Junta de Directores del equipo, está trabajando incansablemente para lograr la recuperación del club, que se ha visto afectado por las lesiones de dos de nuestros refuerzos y no descansará hasta que los Toros recuperen el terreno perdido”, resaltó Pablo Peguero, gerente general del conjunto romanense, al ofrecer la información.

“En las próximas horas anunciaremos otras contrataciones e integraciones de jugadores importantes, porque no escatimaremos esfuerzo para alcanzar nuestro objetivo, que es escalar los primeros lugares del standing en el presente torneo”, señaló.