Nueve presidentes de federaciones, un legendario dirigente de la halterofilia y el presidiente del COD dijeron presentes en la conferencia de prensa en la que Osiris Guzmán se defendió de la sospechas que pesan contra él, tras el allanamiento realizado por las oficinas de Fedofútbol y el Proyecto Gol.

Llegaron temprano, como si se tratara de una reunión del Comité Olímpico Dominicano. No hablaron durante la conferencia de prensa, pero su presencia fue un peso tángible. Su silencio transmitió un claro mensaje: estamos apoyando al nuestro.

Cosas de bomberos y mangueras que no se pisan.

Nadie pasó la lista pero tomen nota de los presidentes presentes. Luisín Mejía junto al segundo al mando del COD, Antonio Acosta, también presidente de Lucha. Rafael Uribe de baloncesto, Radhamés Tavarez de Natación, Garibaldy Bautista de Softbol, Miguel Rivera de balonmano, Edwind Rodríguez de gimnasia, José Luis Ramírez de karate, Francisco Camacho de taekwondo y Gilberto García de judo. Junto a ellos el ex presidente de Levantamiento de Pesas Bolivar Vargas Candelario.

Los federados dijeron que lo que va contra uno va contra el grupo y usted dele la lectura que le dicte el análisis. Yo solo pongo los datos.

Es que el movimiento olímpico no se quiere permitir que inicie una serie de sublevaciones de dirigentes descontentos (con razón en muchos casos, sin asidero en otros) que se querellen contra los poderosos incumbentes del deporte federado.

Si hay razones para juzgar a Osiris los sabremos en los próximos días, pues solo tenemos una investigación y es inocente hasta prueba en contrario.

De lo ocurrido en la sala Joseph Blatter, que así se llama el lobby de Fedofútbol, me quedo con el mensaje de solidaridad entre federados.