Si hace un par de días informábamos de que Lamar Odom ya era capaz de mantener una conversación, ahora los servicios médicos del hospital de Las Vegas han decidido que ya puede ser trasladado al hospital de Los Angeles.

El centro elegido es el Cedars-Sinai Medical Center, donde se le continuarán realizando diferentes pruebas para tenerle controlado en cada momento.

Ahora lo que han de solucionar es el tema de la logística, ya que la estatura del jugador le impide ser transportado en helicóptero, por lo que realizar este traslado en un avión habilitado para este tipo de situaciones médicas es lo más probable.

Odom está realizando “un progreso rápido”, moviendo ya sus brazos y piernas, aunque aún no puede levantarse por su propio pie.