Según fuentes de la liga, al menos tres equipos de la NBA han dejado de hospedarse en hoteles que están regidos bajo la propiedad de Donald Trump.

El objetivo sería evitar cualquier asociación o vinculación con el nuevo presidente de los Estados Unidos.

Esas franquicias serían los Bucks, Grizzlies y Mavericks, quienes han optado por no pasar noche en hoteles de la cadena Trump que se encuentran en Nueva York y en Chicago.

También se ha filtrado que hay otro equipo de la Conferencia Este que tiene firmado un contrato para hospedarse en el Trump SoHo de Nueva York y ha decidido que, cuando finalice esa vinculación legal al término de esta campaña, cambiará de hotel.

Otros siete equipos que habitualmente visitan los hoteles de la firma Trump sí continuarán alojándose allí.