En esta temporada de Grandes Ligas varios peloteros dominicanos han emergido con actuaciones inesperadas, convirtiéndose de esa manera en sorpresas gratas entre los representantes del país en el mejor béisbol del mundo.

José Ramírez

Es quizás la sorpresa más agradable entre los peloteros dominicanos que han accionado esta temporada en las Grandes Ligas.

Ramírez, quien comenzó la temporada como sustituto en varias posiciones para los Indios de Cleveland, se ha convertido en una pieza vital en la gran temporada que han tenido los punteros de la División Central de la Liga Americana.

José, quien actualmente es titular de la tercera base de Cleveland, es primero en el equipo en porcentaje de envasarse con .362 y en dobles con 34, es segundo en bateo con (.308) y bases robadas con 20, además de acumular 10 jonrones y 60 remolcadas.

Eduardo Núñez

Comenzó la temporada como utility de los Mellizos de Minnesota, pero su desempeño lo llevó a ganar la titularidad en el equipo y luego de asistir al primer Juego de Estrellas en su carrera fue cambiado a los Gigantes de San Francisco, donde es titular en la tercera almohadilla.

Núñez ha colocado cifras topes en su carrera en anotadas (63), hits (134), dobles (21), Jonrones, (14) y remolcadas (57), mientras batea para promedio de .283, números que notablemente lo colocan por encima de las expectativas que se tenían con él, para esta campaña.

Alex Colomé

De este lanzador se  sabía que tenía calidad, pero los resultados que ha obtenido como cerrador de los Rays de Tampa Bay en su primera experiencia han sido con calificaciones sobresalientes.

Colomé ha logrado preservar 29 de las 31 oportunidades de salvar que ha tenido este año, quinto en la Liga Americana en este departamento, acumulando una efectividad de 2.11