Tras ser una pieza importante para convertir a los Cavaliers en campeones de la NBA por primera vez en su historia gracias a su capacidad reboteadora y a su lucha en la pintura, Tristan Thompson aplaza sus vacaciones para ayudar a Canadá a conseguir un puesto en Río 2016.

Según The Cleveland Plain-Dealer, Thompson ha decidido disputar el Preolímpico que la selección canadiense disputará en Manila a partir del 4 de julio. El equipo entrenado por Jay Triano, ex técnico de los Raptors y asistente de Earl Watson en los Suns a partir de la próxima campaña, se enfrentará a la anfitriona Filipinas, Francia, Turquía, Senegal y Nueva Zelanda por una de las últimas plazas para los JJ.OO. de Río de Janeiro. Los otros dos pasaportes olímpicos se pondrán en juego en Turín (Italia) y Belgrado (Serbia).

Soñando con Río

Thompson, quien se ausentó en el FIBA Américas de 2015 por su compleja situación contractual (no renovó con los Cavs hasta el comienzo de la temporada regular), regresa a Canadá como uno de los jugadores fundamentales del equipo. Sin Andrew Wiggins, quien decidió tomarse el verano libre, y sin el lesionado Kelly Olynyk, la selección norteamericana tendrá a Cory Joseph y al propio Tristan Thompson como sus principales bazas para regresar a unos Juegos Olímpicos por primera vez desde Sydney 2000.

Aún sin Thompson ni Joseph, que se incorporarán más tarde a la concentración, Canadá está dando la cara en los amistosos de preparación que está disputando en Europa. De los cuatro partidos jugados en la última semana, tres han acabado en victoria, ante Croacia, China e Italia, con solo una derrota en su revancha contra la selección croata.