A cuatro meses del comienzo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, los supervisores del mayor evento deportivo de 2016 aseguran que la instalaciones están prácticamente concluidas y que el siguiente desafío será la propia celebración de los Juegos 2016.

El Parque Olímpico de Río de Janeiro, cuyas obras se encuentran al 98 %, es la última asignatura pendiente de la ciudad ante los Juegos pero no supone un problema para los organizadores, ya que estará listo "a tiempo", anunció hoy a los medios el director de proyectos de la Empresa Olímpica Municipal, Roberto Ainbinder.

"Estamos en el momento de girar la llave", sentenció Ainbinder al asegurar que ahora su preocupación ya no son más las instalaciones deportivas ni el legado de la ciudad, sino "la operación de los Juegos Olímpicos y la operación de la ciudad", dos gestiones que se encuentran bajo la responsabilidad del Comité Olímpico Internacional (COI) y del Ayuntamiento, respectivamente.

Asimismo, reconoció que "mantener la ciudad funcionando con cuatro regiones en las que acontecerán eventos todos los días con pruebas de calle" supondrá "un señor desafío", pero se mostró confiado porque Río ya ha organizado grandes eventos, como la visita del Papa, los carnavales o los Juegos Panamericanos.

Situado en el barrio carioca de Barra da Tijuca, el Parque Olímpico hospeda las últimas instalaciones deportivas por finalizar, la Arena Carioca 2, al 98 %; el velódromo, al 83 %; el centro de tenis, al 90 %; el estadio acuático, al 98 %; el centro principal de prensa, al 95 %; y un hotel, al 93 %.

Estas instalaciones también acogen las Arenas Cariocas 1 y 3, la Arena del Futuro y el Centro Internacional de Transmisión, todos ellos ya concluidos.

Durante un recorrido para los medios, Ainbinder recordó que, de las quince instalaciones que tenían que ser construidas para los Juegos, doce ya "están listas" y ya han sido entregadas.

"Estamos finalizando tres obras, que son el centro acuático, que finaliza a mediados de abril; el tenis, que ya fue realizado el evento test y que finaliza en mayo; y el velódromo, que finalizará a final de mayo", explicó.

Respecto al velódromo, declaró estar "bastante confiado de que no habrá problemas" en el futuro pese a los retrasos que las obras sufrieron durante los últimos meses.

Aseguró también que la duración de las obras formaba parte de las previsiones de los organizadores, ya que, frente a otras ciudades que se presentaron para hospedar los Juegos, Río destacaba por las instalaciones que se iban a construir y no por las que ya tenía.

"Río de Janeiro precisamente consiguió el impulso a su candidatura con el discurso de su legado, con los desafíos que tenemos que enfrentar para solucionar problemas de infraestructuras de la ciudad. El COI creyó en eso y nos dio ese derecho de organizarlos y yo creo que hicimos los deberes de casa con mucha competencia", concluyó.

El Parque Olímpico, definido por sus constructores como "el corazón de los Juegos Río 2016", hospedará 16 modalidades olímpicas, como baloncesto, gimnasia artística, balonmano, judo, tenis y natación, y nueve paralímpicas, como baloncesto en silla de ruedas, judo, natación y rugby en silla de ruedas.