Noche redonda para Miami después de sumar su primera victoria de la temporada y ver cómo Chris Bosh volvía a disputar un partido de competición oficial. Los Heat se impusieron a Charlotte Hornets por 104-94.

Bosh no jugaba un partido oficial desde febrero, cuando se le diagnosticó un coágulo de sangre en los pulmones. Por suerte para los de Florida, el ala-pivot demostró encontrarse en buena forma y lideró a los suyos con un doble-doble (21 puntos, 10 rebotes).

Además del feliz y exitoso regreso de Bosh, Dwyane Wade (20 puntos) también resultó clave en el devenir del choque, al igual que Luol Deng (13) y Gerald Green (19), estos dos últimos saliendo desde el banquillo.

Mientras, Kemba Walker fue el máximo anotador de los Hornets con 19 puntos, acompañado de Al Jefferson y Jeremy Lin con 17 tantos cada uno.