Hundidos en un profundo dolor, los jugadores y coaches de los Marlins se unieron el domingo para recordar a su compañero José Fernández.

El venezolano Martín Prado, extraoficialmente el capitán del equipo, habló en nombre de sus compañeros y trató de expresar con palabras la muerte de Fernández, quien falleció la madrugada del domingo en un accidente marítimo en Miami Beach. Mike Dunn sostuvo la camiseta con el No. 16 de Fernández.

"Este es un momento bien difícil para mí y para todos", expresó Prado, quien al igual que sus compañeros vistieron el jersey negro del equipo. "Cuando llegué a los Marlins el año pasado, sabía que una de las piezas más importantes del club era José".

Fernández tenía una personalidad extrovertida que contagiaba a todos. Lleno de vida, el lanzador de 24 años de edad era un amante del béisbol. Se divertía interactuando con la gente - desde sus compañeros, pasando por los medios y hasta los fanáticos y los jugadores de la oposición.

"Cuando pienso en José, pienso en un chiquillo", declaró el timonel de los Marlins, Don Mattingly. "Veo a un muchacho en él con la forma en que jugaba. Todo era alegría cuando él lanzaba. Creo que los muchachos piensan lo mismo, la manera en la que a veces te hacía enojar con sus bromas, era como un chico de Pequeñas Ligas o algo así. Con esa alegría jugaba José, siempre mostrando su pasión por este deporte. Lo recordaré siempre de esa manera".

De acuerdo con la Guardia Costera, Fernández y dos amigos fallecieron cuando el bote en el que viajaban se estrelló cerca de las 3 a.m. locales el domingo.

El juego del domingo entre Miami y los Bravos en el Marlins Park fue cancelado.

El martes, Fernández lanzó ocho entradas y ponchó a 12 bateadores en la victoria de los Marlins por 1-0 sobre los Nacionales. En sus 76 aperturas en las Mayores, quizás no hubo una mejor que esa última vez que subió a la lomita del Marlins Park.

"No le importaba nunca a quién enfrentaba", dijo Prado. "No le importaba contra quién jugaba. Uno de los muchachos contó hoy algo que él le dijo a uno de sus compañeros que la última vez que pitchó ante los Nacionales fue su mejor juego. Y ahora se fue".

Detrás del montículo del Marlins Park está pintado el número 16 de Fernández. Varios jugadores, incluyendo a Dee Gordon, caminaron hacia la loma para rendirle tributo. Gordon no pudo contener las lágrimas.

Christian Yelich, seleccionado por Miami en la primera ronda del draft del 2010, ascendió a la par de Fernández en ligas menores, tras éste último ser elegido en el 2011.

En las redes sociales, Yelich expresó lo siguiente: "He estado tratando de pensar qué decir o cómo entender todo esto, y la verdad es que no hay palabras. Jugaste este deporte y viviste al 100%. Ese competidor que eras es ese competidor que todos queremos ser. Tu pérdida nos pegó duro y te voy a extrañar, amigo. El vestuario y el equipo no será lo mismo sin ti, pero siempre estarás con nosotros. Sé que te veré algún día. Te quiero, hombre".

Añadió Giancarlo Stanton: "Todavía estoy esperando despertar de esta pesadilla. Perdí a mi hermano hoy y no puedo entenderlo. El impacto es muy fuerte. Lo que significó para mí, para la ciudad de Miami, Cuba y para todos los demás en el mundo. Su entusiasmo y corazón nunca podrán ser reemplazados.

"No puedo imaginar lo que su familia debe estar pasando, porque nosotros, su segunda familia, estamos destruidos. Yo le di el sobrenombre de 'El Niño', porque era un chico jugando entre adultos, unos adultos que no podían competir con él. Tenía su propio nivel, uno que cambió el juego.

"Extraordinario como persona antes que como jugador. Seguía siendo un niño, que su alegría alumbraba al estadio más que las luces. Un chico que se fue antes de tiempo. Uno que voy a extrañar y nunca olvidaré. Descansa en paz 'Niño', José Fernández".

Gordon respondió: "Está lloviendo en casa de tu madre, hermano. Dios y todos sus ángeles están llorando lágrimas de alegría porque volviste a casa #JDF16".

El presidente de operaciones de béisbol, Michael Hill, recordó los días en los que halló el talento de Fernández en la secundaria Braulio Alonso High en Tampa, Florida.

"Recuerdo ver a ese precoz y joven talento de la secundaria, sentado en la mesa de la cocina con el vicepresidente de escuchas, Stan Meek, quien intentaba firmarlo", dijo Hill. "Traerlo al Pro Player Stadium y presentarlo como nuevo miembro de los Marlins en el 2011. Es una enorme pérdida".

En un principio Fernández estaba pautado para lanzar el domingo ante los Bravos, pero dicha salida había sido postergada para el lunes con el comienzo de la serie ante los Mets.

Alistarse para volver a jugar será un reto para los Marlins. Así lo entiende Prado.

"Es una pregunta difícil de responder", dijo el tercera base venezolano. "No somos robots. Somos humanos y sentimos. Esto tuvo un impacto en cada uno de nosotros en distintas maneras.

"Entiendo el hecho de que tenemos que jugar y ser profesionales. Pero en nuestros corazones sentimos mucho dolor. Es algo que tenemos que superar, pero ahora es muy difícil de explicar".