Los lanzadores Yordano Ventura y David Price son los personajes centrales en el partido de este viernes, que podría significar el avance a la Serie Mundial para unos y mantenerse con  vida para otros.
Para Ventura es la segunda ocasión que se encuentra frente a este tipo de compromiso, tras su salida en el sexto partido de la Serie Mundial del año pasado, donde lanzó siete entradas en blanco, en las que permitió tres imparables, con cinco bases y cuatro ponches ante los Gigantes de San Francisco.

En el caso de Price, no ha podido lucirse en la postemporada. Las únicas dos victorias que ha conquistado en esta etapa han sido en papel de relevo y perdió los partidos de eliminación en las Series Divisionales para los Rays de Tampa 2010 y para los Tigres de Detroit en el 2014.

En el 2010 frente a los Vigilantes de Texas, fue tocado por tres carreras en seis entradas y ponchó a seis bateadores, en ese juego tuvo de frente a Cliff Lee, que lanzó el partido completo de una carrera y 11 ponches.

Contra los Orioles en 2014, estuvo en el montículo por ocho entradas en las que le anotaron dos carreras, suficientes para derrotarlo 2-1.

Tomando en cuenta la labor realizada por el zurdo en estos desafios, el respaldo ofensivo que los Azulejos le puedan brindar será determinante para que Price pueda, por primera vez, salir airoso en un partido de vida o muerte como es el de este viernes.

La experiencia de Ventura ante esta situación muestra que la presión no es un factor que le impida hacer su trabajo. En su salida previa ante los Azulejos en la serie mantuvo sus picheos en la parte baja de la zona, algo que evitó que los bateadores de poder de Toronto pudieran batearle  de cuadrangular.

La presencia de Price como pícher zurdo podría verse como una limitante para la alineación de los Reales que cuenta con una gran presencia de bateadores izquierdos, pero en el último encuentro estos fueron los que iniciaron el ataque que le quitó la victoria al estelar lanzador rival.

Cada uno de los bateadores en la ofensiva es de cuidado, pero las siete remolcadas y promedio de 368 en la serie hacen de Troy Tulowitzki el hombre de mayor peligro en la alineación de los Azulejos: sus batazos han estado saliendo en el momento oportuno, empujando tres carreras en cada uno de los dos encuentros que ha ganado su equipo.

Salvador Pérez debe ser un jugador a tomar en cuenta en esta clase de partido, le batea 333 a Price, con un jonrón y dos producidas, además de su contibución detrás del plato como líder del equipo.
La suerte está echada, y el que mejor se comporte en el terreno saldrá con la victoria.