El tenista dominicano pasó por el país para celebrar su clasificación a los Juegos Olímpicos Río 2016 y antes de partir a la gira de los torneos en césped, cuyo zenit es Winbledom, se sentó a conversar con Metro previo a un entrenamiento. Confía en que el futuro cercano le depara una semana especial en la que pueda avanzar en un gran torneo más allá de la tercera ronda lograda en el US Open 2014. Si esta racha llega en All England o en el torneo olímpico, entonces la carga histórica será más grande.  

Entraste al cuadro de los Juegos Olímpicos como mejor clasificado de Centroamérica y el Caribe. ¿Este cabe entre tus grandes logros?  

Es algo que anhelaba desde que comencé a jugar como profesional. Estoy desde el 2002 en Copa Davis, Juegos Cetroamericanos y del Caribe, Panamericanos y ahora tres años en el “top 100”. Se cumplió la meta de mantenernos dentro del top 100 para poder entrar y ese ha sido mi logro mayor: haber subido al top 100 y mantenerme. Que no se queden los dos títulos ATP de Quito entre lo más importante que he logrado. Esta clasificación es un cierre con broche de oro.

El año comenzó difícil, pero vienes tomando la forma y avanzando.

Sí. Este es un buen momento. He avanzado rondas en los últimos eventos y he perdido con jugadores del top 30. He entrado en una liga dura. Fue grato pasar una ronda en Roland Garros y el juego contra Feliciano (López) fue intenso. Ahora falta ganar en Australia para cerrar con triunfos en cada Grand Slam.

¿Qué te dice tu cuerpo sobre el tiempo que podrías mantenerte en este nivel?

Cada día me sorprendo…Me siento mejor físicamente y sigo jugando duro. Hace mucho que no pierdo con jugadores fuera del top 100. La verdad, no tengo fecha. Pienso que queda mucho tiempo, saco algo de cada resultado y entro con mucho ánimo a la cancha para cada partido.

En el tenis, una semana cambia la vida y carrera de un jugador. ¿Aún sueñas con esa semana?

La verdad es que soy un soñador. Estoy agradecido a Dios por la linda semana en París, pero quiero mejorar mi mejor actuación en un Grand Slam. Ya hice tercera  (ronda) en US Open y espero que en alguna ocasión pueda pasar a cuartos de finales de un evento grande. Soy capaz de ganarle a cualquier jugador y cada día trabajo más para eso.  

¿Cualés son las visitas  imprescindibles cuando vienes al país?

La primera parada es en mi casa, con mis padres y mis hermanos. Pero no puedo venir al país sin pasar un rato con mis compañeros de siempre del Centro Español, hombres de trabajo con los que crecí tras llegar al club como bolerito. Igual José Bonilla y su familia son como mi otra familia.