El dominicano Víctor Estrella llega al Abierto de Australia, el primer torneo Grand Slam del año, con la ilusión en alto. Tras perder ante el norteamericano Jack Sock en la primera ronda del ATP 250 de Auckland, Estrella posteó una foto en Instagram con la frase: “En camino a Melbourne @Autralianopen”.

La parte positiva de la derrota temprana es que el dominicano llegará fresco y con tiempo para entrenar y ajustarse a la superficie para la cita que se inicia el próximo lunes. Estrella ocupa el lugar 56 de la clasificación mundial, y con 35 años es el segundo jugador más longevo en el “top 100”, solo detrás de Ivo Karlovic (36).

El mejor resultado en eventos Grand Slam para la primera raqueta dominicana es su tercera ronda del Abierto de Estados Unidos en 2013, cuando cayó en tres apretados sets (7-6, 7-6, 7-6) ante Milos Raonic.

En Winbledom 2014, pasó una ronda antes de perder ante Stan Wawrinka. Ha jugado en siete eventos Grand Slam, ya que debutó en estos escenarios en 2013, jugando en Roland Garros, Wimbledon y US Open. El año pasado se presentó a las cuatro grandes citas del tenis mundial.

Estrella viene de completar un año fenomenal, al que el propio tenista ha valorado como el mejor de su carrera.

Acarreó al equipo dominicano hasta el repechaje del Grupo Mundial de la Copa Davis por primera vez en la historia. Ganó el ATP 250 de Quito, su primera victoria en el circuito superior, y alcanzó el ranking más alto de su carrera (48).

A una edad en la que la mayoría ya ha colgado la raqueta, Estrella exhibe los mejores resultados de una carrera cuyo apogeo llegó más tarde de lo acostumbrado.

El nativo de Santiago enfrentó con éxito todas las limitaciones que le impidieron hacer gira en la primera etapa de su vida tenística y comenzó a acumular puntos en eventos futuros celebrados en el país.

Sus resultados le permitieron avanzar por la ruta de los eventos challenger hasta que las puertas del circuito ATP se abrieron para que el mundo conociera una gran historia de tesón y persistencia del deporte actual. Estrella es uno de los favoritos para el premio de Atleta del Año en el país.