Víctor Estrella es un pionero que impone una nueva marca a cada paso, pues transita por un camino desconocido para cualquier tenista dominicano en la historia. Ante su inminente entrada al cuadro de los Juegos Olímpicos, el hombre que comenzó como un niño recogedor de pelotas (bolero), en el Centro Español de Santiago, exhibe su orgullo por haberlo logrado por su clasificación y no por un seguro wild card que le hubiese correspondido por la vía de la Federación Internacional, al ser un jugador sobresaliente de un país pequeño.

“Estoy disfrutando poder entrar por mi ranking, es como quería hacerlo, sin necesidad de recibir un wild card o una invitación. Gracias a Dios, mis puntos me están empujando”.

El primer tenista que jugó un Master 1000 (Cincinnati 2008) esperó seis años antes de jugar su primer Gran Slam (Rolland Garros 2014), fue la raqueta principal del primer pase del equipo dominicano de Copa Davis que avanzó al Grupo 1 de América en 2010 y ahora hace historia con un pase casi seguro a los Juegos Olímpicos Río 2016. Estrella solo necesita unos trámites menores para formalizar un pase a Río, el cual en la práctica se ve seguro.

Estrella era este domingo el tenista 56 de la clasificación mundial y justamente los primeros 56 del mundo al llegar el mes de junio estarán en la principal cita deportiva del junto con otros ocho invitados de la Federación Internacional de Tenis.

Pero el dato que ubica al dominicano en Río es que ninguna nación puede llevar a más de cuatro competidores a las olimpiadas. Solo contando los ocho españoles y seis franceses entre los primeros 56 del mundo, Estrella baja al lugar 50, para poner un ejemplo. “Tiene que pasar algo muy grande para que yo me quede fuera, tendría que irme sin puntos estos meses, perdiendo todos los partidos y aún así es difícil que me quede”, dijo Víctor a modo de explicación. Y si un atleta lleva la bandera nacional a los grandes eventos del tenis mundial, preguntó Metro, ¿por qué no llevar la Bandera en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos? “Ojalá. Para mi sería un gran honor. Si supieran lo duro que es clasificar en tenis, es mucho el trabajo para sacar los puntos y mantener el ranking. Sería para mí un inmenso placer y un gran orgullo”, concluyó. Estrella participó esta semana en el Challenger de Santo Domingo y avanzó hasta la segunda ronda, donde fue derrotado por el eslovaco Josef Kovalik en la segunda ronda. Apuntó que ahora jugará en los torneos de Acapulco y Morelos en territorios mexicanos.

Se espera que Víctor encabece al equipo dominicano de Copa Davis en la eliminatoria del Grupo 1 de América contra Chile, por celebrarse entre el 4 y el 6 de marzo en el país sudamericano. Con Estrella al frente, el equipo dominicano viene del mejor resultado de su historia al avanzar en 2015 al repechaje del Grupo Mundial, donde fue derrotado por el conbinado alemán 4 partidos contra 1 en una serie celebrada en las canchas del Parque del Este.