El tenista dominicano Víctor Estrella solo espera que la Federación Internacional de Tenis (ITF) oficialice su entrada a los Juegos Olímpicos, gracias a que llegó como mejor clasificado de la zona de Centroamérica en la lista publicada por la ATP este lunes, fecha límite establecida para lograr las posiciones hacia Río 2016.

Estrella avanzó nueve puestos hasta el lugar 78 en el escalafón mundial, tras su avance a la segunda ronda de Roland Garros. En sencillos, los mejores 56 tenistas del ranking entran directo a los Juegos Olímpicos, con un máximo de cuatro tenistas por país.

Este acápite saca de competencia a 17 jugadores de España, Estados Unidos y Francia con clasificaciones mejores que el dominicano. Esto  acerca a Estrella al puesto 60 para fines de clasificación.

Siempre en función del ranking ATP, la ITF reparte seis puestos, uno para cada una de las siguientes regiones: Europa, Suramérica, Centroamérica, Asia, Oceanía y Africa, si estas no tienen tenistas clasificados. La Federación Dominicana de Tenis está afiliada a la Confederación de Tenis de Centroamérica y el Caribe en la que ningún tenista supera la posición de la raqueta formada en el Centro Español de Santiago.

“Debemos esperar que ITF oficialice, pero Víctor tiene el mejor ranking de la región y ya hemos hecho los trámites correspondientes”, expresó Persio Maldonado, presidente de Fedotenis.

La página web de ITF expecifica las diversas instancias y especificaciones para clasificar a Río y es reiterativa en que no se ceden “wild cards” ni invitaciones, sino que todos criterios están sujetos a la clasificación  mundial ATP con la salvedad de que los aspirantes deben haber jugado Copa Davis en los últimos tres años.

Estrella comandó al país a su mejor año en la Copa Davis en 2015, cuando fue el artífice del avance al repechaje del Grupo Mundial, una serie disputada contra Alemania en el Parque del Este y que fue dominada por los germanos 4-1. 

De modo que la clasificación lograda por Estrella solo estaría basada en sus méritos en la cancha y la disponibilidad para jugar con el país en la Copa Davis.